Más allá de la salud: las personas que eligen ser vegetarianas por cuestiones éticas

A medida que el vegetarianismo se vuelve cada vez más popular en Argentina, un lugar donde la carne se vincula profundamente con la cultura, el Día Internacional del Vegetarianismo ofrece un momento para reflexionar sobre la razón por la que algunos eligen un estilo de vida sin carne.

vegetarianismo 4

El 1 de octubre marca el Día Internacional del Vegetarianismo, una fecha de celebración establecido por la Sociedad Vegetariana estadounidense en 1977 y respaldado por la Unión Vegetariana Internacional en 1978, "para promover la alegría, la compasión y las posibilidades de mejora de la vida del vegetarianismo". Se ha dicho que el vegetarianismo y el veganismo proporcionan beneficios para los animales y el medio ambiente, y eso es parte, muchas veces, de la elección de las personas que deciden tomar ese camino.

Muchas personas eligen el vegetarianismo en un esfuerzo por protestar por el maltrato a los animales, que ven como injusto. A muchos no les gusta la idea de los animales en jaulas, mantenidos encerrados hasta que es hora de su sacrificio. Su filosofía es que al negarse a comer carne, bajan la demanda y, a su vez, la necesidad de la oferta.

“Ser vegetariano es ser consciente del mundo que nos rodea. Empezar a expandir los horizontes del respeto y el amor hacia todos los seres vivientes” dijo un hombre a la publicación bienmesabe cuando se le preguntó sobre su razón para elegir el vegetarianismo.

“La industria de la carne me parece una de las más atroces. Comencé a cuestionar mi consumo diario, empecé a investigar,” dijo otra mujer y agregó: “La verdad es que nadie me había informado de las injusticias que se cometen día a día en el sistema alimenticio”.

Además de protestar por el trato animal, muchos eligen el vegetarianismo por los beneficios ambientales.

Existe evidencia que afirma que los alimentos basados en plantas requieren menos energía (y producen menos emisiones) que los productos animales. De hecho, se sabe que carnes como la vacuna son algunos de los alimentos de mayor emisión que uno puede comer. Dicho esto, los alimentos como el queso, la mantequilla y los huevos también ocupan un lugar destacado cuando se trata del impacto climático.

La cría de animales de ganado para el consumo crea más gases de efecto invernadero que todos los automóviles y camiones del mundo, por lo que la reducción de la producción ganadera reduce en gran medida estas emisiones.

Además, el vegetarianismo ayuda a reducir la contaminación de arroyos, ríos y océanos. La contaminación de la producción ganadera proviene en gran medida de los desechos animales, que pueden escurrir hacia las vías fluviales y dañar los ecosistemas acuáticos, destruir la capa superior del suelo y contaminar el aire: grandes efectos nocivos.

Dicho esto, otros factores deben considerarse antes de afirmar que el vegetarianismo es mejor para el medio ambiente que una dieta basada en carne. Por ejemplo, hay emisiones de carbono relacionadas con la cocción de alimentos, especialmente verduras. Existe el impacto ambiental del transporte de alimentos de origen vegetal. Y se ha demostrado que las granjas lecheras producen tanta polución como las granjas avícolas.

Escribe: Addie Slanger para QUE PASA