Monseñor Oscar Ojea: "El pueblo necesita ser escuchado"

El Obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) habló durante la misa de apertura de la 121° Asamblea Plenaria que se hace en Pilar.

oscar ojea

Monseñor Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), aseguró que la "profunda división" que vive la sociedad "es un motivo de escándalo", y dijo que el pueblo "necesita sentirse escuchado", durante la misa de apertura de la 121° Asamblea Plenaria que se realiza en Pilar.

SOS VECINO DE ZONA NORTE Y QUERÉS RECIBIR GRATIS LAS NOTICIAS DE TU BARRIO POR WHATSAPP - Acá dice cómo

"La profunda división en la que vivimos como sociedad es un motivo de escándalo y es causa de perplejidad para muchas personas. La pandemia no nos ha dejado un mundo mejor, sino una nueva pandemia de graves desequilibrios y rupturas", expresó Ojea en la Casa de Retiros “El Cenáculo”.

En ese sentido, marcó que "el comienzo del Proceso Sinodal es un intento de construcción de la unidad que hace la Iglesia frente a un mundo colmado de desencuentros para sanar las heridas de la violencia y de los enfrentamientos", e indicó que "la cuestión que más nos aflige en este tiempo son las hondas fracturas en el cuerpo social".

El Obispo de San Isidro también señaló que "la experiencia del Sínodo nos va mostrando que nuestro pueblo necesita ser escuchado, no solo para recibir repuestas sino sentirse escuchado".

"Esto es lo propio de la simetría moral que merecen las personas y que la sociedad espera de la Iglesia. El clericalismo con su lógica de privilegios ha sido una gran piedra en el zapato para el cuerpo eclesial de la Iglesia. El Papa no se cansa de señalar este mal", subrayó Ojea.

Además, advirtió en su homilía que "muchos creen que la identidad se construye diferenciándonos, marcando nuestra diversidad en el modo de pensar y de sentir con el otro", pero afirmó que "afianzar la identidad diferenciándonos de los demás es propio del adolescente que piensa crecer afirmando sus diferencias y sus distancias con el resto".

"Los cristianos sabemos que la identidad se construye por pertenencia, nace del enamoramiento que nos impulsa a identificarnos con el Amado y su ideal", aseguró.

Fuente: Télam