Segundo día sin clases en las escuelas públicas: piden reabrir paritarias por la inflación

Muchas escuelas públicas no tuvieron clases ayer. Los docentes exigen una recomposición salarial. Desde el gobierno piden "tolerancia y diálogo".

Un conflictivo final de las vacaciones debe encarar el gobierno bonaerense. Después de haber mostrado como un logro el inicio de clases en marzo el día acordado, los docentes bonaerenses exigen una reapertura de paritarias debido el atraso de los salarios con los altos índices de inflación.

En la Provincia el paro de actividades para lunes y martes fue convocado por el gremio Udocba, la Federación Nacional Docente y los no docentes de ATE, al que se plegaron las nueve secciones disidentes del Suteba, entre las que se cuentan La Plata, Ensenada, La Matanza, Tigre, Escobar, Quilmes, Berazategui, Marcos Paz y Bahía Blanca. Por su parte, la conducción de Suteba llamó a un paro el 11/8 si no consiguen modificar la situación en esta semana.

Según pudo constatar QuePasa, el paro tuvo un alto nivel de impacto en las escuelas públicas de la zona norte, donde la mayaría de los colegios no comenzaron clases con normalidad.

Desde los gremios aseguran que la inflación y el tarifazo redujo su capacidad de compra entre 12 y 15 puntos. Por ello reclaman un incremento de similar magnitud para compensar lo perdido, que llevaría la suba anual a casi un 50% para el sistema educativo más grande del país, con 300 mil empleados y 17.000 escuelas.

Finocchiaro pidió “Tolerancia y diálogo” 

El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, pidió hoy dirimir los conflictos “con  tolerancia y en el diálogo”.

El funcionario cuestionó la modalidad de reclamo de gremios  docentes provinciales que exigen mejoras salariales y la reapertura  de paritarias, al inaugurar la segunda etapa del ciclo lectivo en  una escuela de la ciudad bonaerense de General Pinto.

Finocchiaro subrayó la necesidad de que “los adultos diriman  sus conflictos con tolerancia y en el diálogo”, a fin de que estas  disputas “no obstruyan la libertad de los chicos y de los jóvenes  de forjarse el futuro que anhelen”.

“Si la educación es un tema central en las discusiones sobre  la sociedad, acaso deberíamos pensar en si no es necesario verla  como un servicio esencial a la hora de resolver los conflictos”,  sostuvo.

Finocchiaro dijo  que “cada día de clases es importante para el presente y futuro de  nuestros chicos”, e instó a los estudiantes a “valorar el rol de  la Educación, porque les va a dar la posibilidad de ser libres y  elegir su futuro”.

“La escuela que queremos, una escuela activa que recrea y  canaliza los conocimientos, que educa en valores solidarios que  amplían la visión de nuestros alumnos, que ofrece herramientas y que  estimula su aplicación”, agregó.