Polémica y violencia por el acceso al Barrio Los Intendentes

El municipio tuvo que abrir una de las calles que se valló por una ordenanza presentada y votada en junio del año pasado por el bloque del PRO del Concejo Deliberante de Vicente López, a través de la Comisión de Transporte y Tránsito, lo que generó hechos de violencia entre los vecinos y negociaciones en la Defensoría del Pueblo.

 

La reapertura de la calle Zorroaquín, en el oeste del distrito, trajo consigo hechos de violencia entre los vecinos que se encuentran a favor del cierre de las calles del barrio Los Intendentes, ubicado en la localidad de Villa Martelli, y otro grupo de vecinos que trata de ponerle fin a la medida que el municipio implementó a mediados del año pasado.

A su vez, mientras las situaciones de violencia parecen aumentar, se están llevando a cabo mediaciones aparentemente infructuosas en la Defensoría del Pueblo de Vicente López, a cargo de la Dra. María Celeste Vouilloud, para que los vecinos del barrio intenten conciliar.

Este conflicto comenzó el año pasado, cuando el Municipio cerró siete ingresos al barrio lindero a la colectora de General Paz. La medida se llevó a cabo mediante una ordenanza que establece la “instalación de mobiliario urbano” que tiene como fin la disminución de la velocidad, y que no aclara nada acerca del vallado del barrio.

En su momento, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, sostuvo que el cierre se hizo “en búsqueda de seguridad tanto vial como relacionada al delito” y agregó que “una de las potestades que tenemos los intendentes es ordenar la circulación”.

Por su parte, Joaquín Noya, concejal por el Frente para la Victoria (FpV), recordó que “en el transcurso de la votación del año pasado, uno de los concejales del PRO señaló que de esta manera también se daba una solución al problema de inseguridad que sufre el barrio por los motochorros”.

“Fue así que descubrimos la verdadera intención del Intendente, quien cree que la inseguridad se soluciona cerrando barrios”, añadió.

Más allá de la polémica sobre decisión de cerrar estas calles, el hecho generó, y aún genera, “muchas situaciones violentas entre el resto de los vecinos”, que consideran que “si realmente ésta fuera una solución, el municipio estaría atendiendo los problemas de un barrio y no del resto”, según palabras del concejal del Partido Socialista (PS) Carlos Roberto, quien dialogó en exclusivo con QuePasa.

Carlos Roberto contó que una vecina del barrio, denunció una agresión la semana pasada “en la puerta de su propia casa por parte de vecinos que están a favor del vallado del barrio ubicado en la localidad de Villa Martelli, con la excusa de controlar la seguridad vehicular”. La vecina víctima de las agresiones se llama Ana Depresbitero, vive en la calle La Salle a metros de la intersección con Falucho, y en el momento del incidente mantenía una reunión informativa sobre la instancia de mediación que habían tenido en la Defensoría del Pueblo.

“La vecina llamó a la Policía y fue a la Comisaría a dejar asentada la denuncia. En ese momento, el marido vio a algunas personas que realizaban pintadas en el frente de su casa”, dijo Roberto, quien además acompañó a Ana a “hacer la denuncia en la fiscalía de Vicente López”.

“El problema es doblemente grave, en Villa Martelli hay muchos hechos de inseguridad y lo que generan es una respuesta para la zona más pudiente de la localidad y para el resto ni siquiera una respuesta ante esta problemática”, enfatizó Noya. “La inseguridad se soluciona con políticas a mediano plazo, con políticas de inclusión que permitan un ascenso social, no cerrando barrios y dividiendo a ricos de pobres”, culminó en edil del FpV.

Tras estas situaciones ocurridas en el barrio, un grupo de concejales realizaron el lunes una conferencia de prensa a las 19.30 horas en la Sociedad de Fomento y Cultura de Villa Martelli, ubicada en la calle Venezuela 3678. Allí estuvieron presentes los concejales Joaquín Noya, del Frente para la Victoria (FpV), Alejandro Totito González, de la Unión Cívica Radical (UCR), y Carlos Roberto, del Partido Socialista (PS), quienes acompañaron a los vecinos que están en contra del cierre del barrio.