Un policía mató a un chico de 14 años en San Martín

Según indican fuentes policiales, 3 jóvenes intentaron robarle y hubo un tiroteo. La familia señala que los jóvenes pasaban caminando, sin armas, y sin ninguna intención de robo y denuncian un caso de gatillo fácil.

Foto: Efectivos custodiando la casa del policía. (TN)

El hecho sucedió anoche en las calles José Hernández y Ocampo, en la localidad de Billinghurst (San Martín). Un policía mato a Rodrigo Alejandro Correa, un chico de 14 años, con un disparo en la cabeza. Las primeras versiones del hecho fundadas en fuentes policiales indicaron que tres jóvenes intentaron robarle el auto al policía, se produjo un tiroteo que terminó con Rodrigo muerto y los otros dos jóvenes heridos.

Sin embargo, Irma, la madre del joven muerto en diálogo exclusivo con QuePasa, desmintió la versión policial:”mi hijo pasaba caminando con dos amigos, iban a la casa de otro amigo, no estaban armados, no andaban con mala junta, es mentira eso que están diciendo del robo. Este policía salió de la casa a los tiros y mató a Rodrigo”.  La familia señala que el policía se podría haber confundido a Rodrigo con otros jóvenes, ya que los dos jóvenes heridos no son los amigos que acompañaban a Rodrigo.

Las fuentes fuentes policiales señalaron que el efectivo estaba vestido de civil cuando lo rodearon tres jóvenes, que ninguno superaba los 18 años. El efectivo se habría identificado, ante esto los jóvenes dispararon y respondió.

Vecinos de las calles José Hernández y Ocampo, en la localidad de Billinghurst (San Martín), escucharon por lo menos 15 disparos de arman de fuego. Rodrigo murió a los pocos minutos y los otros dos jóvenes resultaron heridos en las piernas.

Todas las vainas de los disparos encontradas en el lugar pertenencia al arma del policía.

Amigos de los jóvenes, enterados de lo ocurrido, se concentraron en el lugar del enfrentamiento y apedrearon a los peritos por lo que se debió reforzar la seguridad en el lugar. Otro grupo de personas llegó hasta la casa del policía e intentaron incendiarla por lo que se reforzó la seguridad frente a la vivienda con efectivos de la Jefatura Departamental de San Martín.

El policía fue separado de la fuerza y se encuentra detenido por exceso de legitima defensa y homicidio. Los jóvenes heridos están imputados de intento de robo.

Instruye actuaciones del caso la comisaría quinta de San Martín, mientras que las pericias están a cargo de Gendarmería Nacional.