Posse sobre el coronavirus: “El tema en San Isidro es muy serio porque llegaron unas 5500 personas desde el exterior”

El municipio tiene 27 casos positivos hasta el momento.

En línea a con lo publicado por este medio hace algunos días, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, expresó su preocupación en el contexto de la pandemia, estando al frente de un municipio donde muchos vecinos viajaron al exterior y volvieron en las últimas semanas.

“El tema en mi municipio es muy serio, porque durante febrero y marzo llegaron unas 5.500 personas desde Estados Unidos y Europa”, detalló Posse, pero aclaró que “en general, esos viajeros se han comportado bien para cumplir con la cuarentena”.

El intendente sanisidrense, que fue uno de los primeros en alertar sobre la gravedad del coronavirus en los primeros dias de marzo, dijo que San Isidro tiene “solo 27 casos, internados en clínicas privadas, que evolucionan bien, todos infectados producto de turismo en el exterior”.

Por otro lado, el jefe comunal recordó que San Isidro cuenta con tres hospitales para hacer frente a la pandemia del coronavirus y dijo que “están preparados para la situación que vivimos”.

Tras recordar que se rebajó el sueldo “en un 60 por ciento”, Posse aseguró que, en estos momentos, su gestión se concentra “en la cuestión sanitaria, en la ayuda social, en la higiene urbana y en que haya patrullaje para evitar que se viole la cuarentena”.

Ademas se recomienda “no generarles hábitos nuevos que después nos resulten incompatibles con la formas en la que buscamos convivir con ellos, por ejemplo dejarlos subir a sillas, sillones o camas o permitirles comer en lugares distintos”.

También Posse opinó sobre la operatoria bancaria este sábado, después de las largas colas colas del viernes, y que hoy la operatoria en los bancos de su distrito “es mejor que la de ayer” y explicó que se están “colocando baños químicos”, entre otras facilidades, para colaborar con los jubilados que concurren a las sucursales para cobrar, luego de las largas filas que se registraron ayer en las puertas de las entidades.

“Estamos colocando baños químicos en San Isidro y tratando de mejorar el acceso a los bancos para colaborar con las personas mayores, y que no se agolpen. Todavía hay dificultades hoy, pero son menores que las de ayer. Es más tranquilo, por suerte”, aseguró Posse en diálogo con radio Mitre.