Procesaron por violar la cuarentena al hombre que golpeó en Vicente López a un vigilador

El hecho había ocurrido en la localidad de Olivos el pasado 14 de marzo. El personal trainer tiene otra causa en la justicia penal de San Isidro por las "lesiones y amenazas" contra el vigilador.

Agresion 9

El personal trainer de Olivos que golpeó a un vigilador que lo denunció por incumplir la cuarentena luego que volviera de viaje desde el exterior fue procesado por la Justicia federal de San Isidro por violar la medida ante la pandemia del coronavirus.

Fuentes judiciales informaron que el procesamiento fue dictado por el juez Lino Mirabelli y alcanza a Miguel Ángel Paz (40) por infracción al artículo 205 del Código Penal, que castiga con prisión de seis meses a dos años al que “violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”, según la parte dispositiva de la resolución, a las que accedió Télam.

Al tratarse de un delito excarcelable, el procesamiento no incluye prisión preventiva y el titular del Juzgado Federal 2 de San Isidro ordenó que continúe en libertad, aunque deberá informar si cambia de domicilio o si se ausenta por más de 72 horas del mismo. Además, Mirabelli dispuso trabarle un embargo por 100.000 pesos.

El caso de Paz se viralizó en las redes sociales con el vídeo de la golpiza que le dio a un vigilador. Ocurrió a las 21.10 del sábado 14 de marzo en un edificio situado en la calle Rosales, en la localidad de Olivos.

El ataque se desencadenó cuando Paz se enteró que el empleado de seguridad de su edificio, Gustavo Granucci, había denunciado que él no cumplía con el protocolo de aislamiento por 14 días que en aquel momento el gobierno nacional había dispuesto para las personas que, como él que había regresado de Estados Unidos, habían vuelto de países donde circulaba el virus.

Al margen de esta causa federal por la que fue procesado, Paz tiene otra en la justicia penal ordinaria de San Isidro por las “lesiones y amenazas” contra el vigilador, por la que estuvo con prisión domiciliaria algunos días, hasta que un juez de Garantías le otorgó la excarcelación.