El Gobierno busca que la justicia levante la clausura del puerto regasificador de Escobar

El pasado octubre el Juzgado Federal de Campana ordenó clausurar esa terminal portuaria por una denuncia de 2011 por supuesto "peligro de muerte urbana masiva". La Secretaría de Energía considera estratégico contar con la posibilidad de importar gas licuado para abastecer la demanda del invierno.

Puerto Regasificador Escobar

El Gobierno prevé pedir a la Justicia habilitar el clausurado puerto regasificador de Escobar, para que pueda entrar en operaciones el único buque que queda en el país, con el fin de permitir la importación de gas licuado y garantizar la provisión durante el invierno.

Debido a la baja de la producción local y las menores importaciones desde Bolivia, se busca evitar problemas de abastecimiento, indicaron fuentes oficiales.

El buque permanece inactivo desde octubre último, ya que el Juzgado Federal de Campana ordenó clausurar esa terminal portuaria por una denuncia de 2011 por supuesto “peligro de muerte urbana masiva”.

Es el único en su tipo que opera en el país luego de que el gobierno anterior cerró los contratos con el que lo hacía en el puerto de Bahía Blanca.

La tarea del buque de Escobar es considerada por la Secretaría de Energía como estratégica, porque si bien en el verano la demanda disminuye, en el invierno, cuando el consumo se quintuplica, la importación de gas licuado se vuelve una alternativa práctica, ya que inyecta el suministro a la región de mayor consumo del área metropolitana.

Fuentes de la Secretaría de Energía destacaron la necesidad de contar con el buque porque de lo contrario implicaría tener que cortar el gas a las industrias o afrontar un sobre costo, porque hay que reemplazar ese suministro con la quema de combustibles líquidos, que son más caros.

La Secretaría está preparando la documentación necesaria para presentar al Estado como tercero afectado, ya que la demanda es contra YPF, que opera la terminal junto con Ieasa (la ex Enarsa, la compañía estatal de energía.

Los voceros señalaron que se están haciendo peritajes para que se levante la cautelar, ya que el buque está emplazado en Escobar hace 10 años y nunca se registraron problemas peligrosos.

El invierno pasado ingresaron por Escobar 16,6 millones de metros cúbicos por día de gas, con valores máximos de 22 millones, lo que representó cerca del 12% del total de gas natural recibido en los sistemas de transporte durante ese período.

El interventor del Enargas, Federico Bernal, en una nota enviada a la Secretaría de Energía, advirtió sobre la importancia de esta terminal para el abastecimiento del mercado interno y pidió adoptar las medidas para no hacer peligrar el abastecimiento de gas.

La Secretaría de Energía evalúa también la compra de gas a Chile, en una negociación que podría incluir mayores exportaciones a ese país en verano, aunque importar más gas también tendrá un efecto directo en las cuentas fiscales, indicaron especialistas del sector energético.

Fuente: NA