Referentes de Zona Norte repudiaron el golpe de Estado en Bolivia

Intendentes, legisladores y representantes de distintos espacios políticos se manifestaron mediante sus redes sociales sobre la situación en el país vecinos tras la renuncia de Evo Morales.

Desde este domingo, la noticia de la renuncia de Evo Morales en Bolivia sacudió el tablero político del continente americano, y muchos dirigentes de distintos espacios políticos fueron los que repudiaron el Golpe de Estado en el país vecino, entre los que se encontraron referentes de la región norte.

“Repudiamos el golpe de Estado en Bolivia, un grave atentado contra la democracia en nuestra región, que impidió a Evo Morales concluir su mandato. La inaceptable ruptura institucional pone fin a una gestión que luchó por la igualdad de los ciudadanos”, manifestó en sus redes sociales Gabriel Katopodis, intendente de San Martín.

Ariel Sujarchuk, su par de Escobar, territorio donde se encuentra la mayor comunidad de bolivianos en la Provincia, expresó: “Rechazamos de plano el golpe de Estado contra el gobierno democrático y popular de Evo, que renuncia para que no haya derramamiento de sangre ante la violencia de quienes se dicen republicanos. Bolivia tiene que volver al camino del diálogo y la paz.”

El Intendente de San Fernando Luis Andreotti expresó: “Lo que sucedió en Bolivia es un golpe a la democracia y es necesario que el Estado argentino reconozca esta falta grave que tiñe a los países latinoamericanos. Quiero transmitir mi entera solidaridad al pueblo boliviano y que cese la violencia”.

“Solo a través de las urnas es posible construir un gobierno legítimo. Mi solidaridad con el pueblo boliviano”, sostuvo Julio Zamora, intendente de Tigre, luego de repudiar lo sucedido en Bolivia.

Leo Nardini, jefe comunal de Malvinas Argentinas, afirmó que “se abre un nuevo capítulo triste del retroceso de la democracia en Latinoamérica” y brindó “todo el apoyo al pueblo boliviano y a Evo”.

Por su parte, Sergio Massa, diputado nacional electo por el Frente de Todos, sumó que “corresponde aplicar la Cláusula Democrática del Mercosur nacida del protocolo de Ushuaia para garantizar la democracia boliviana.”

“Es preocupante lo que está ocurriendo en la hermana República de Bolivia. Condeno la intromisión militar y la interrupción del orden constitucional, y espero que se restablezca rápidamente con elecciones transparentes, sin intentos de manipulación y en paz”, recalcó el vicegobernador de la Provincia y vecino de San Fernando, Daniel Salvador.

En esta línea opinó la diputada provincial electa por ese mismo espacio Malena Galmarini, quien dijo: “Todos los que amamos la democracia repudiamos el Golpe de Estado en Bolivia. Mi solidaridad entera para Evo, que transformó a su Nación y le devolvió la dignidad a sus compatriotas haciendo de su país, un lugar más justo”.

El diputado provincial de Juntos por el Cambio, César Torres, también se refirió al tema: “Lo ocurrido en Bolivia es lisa y llanamente un Golpe de Estado, estoy lleno de bronca y repudio dicha situación. Dicho esto, el presidente renunciante Evo Morales no respetó la constitución, forzó un plebiscito e intentó cambiar resultados electorales, lo cual también repudio.”

Sebastián Galmarini analizó que “las democracias del mundo están hackeadas cualquiera sea el color político del gobierno de turno, pero aún confirmando el nivel de las irregularidades electorales denunciadas por la OEA, nadie puede dudar en condenar el golpe cívico militar perpetrado en Bolivia”.

Teresa García, senadora provincial, cuestionó no sólo lo sucedido en Bolivia, sino la falta de expresión del Presidente Mauricio Macri sobre los hechos. “Sr. Funcionario Público Mauricio Macri, acaban de dar un Golpe de Estado en la República de Bolivia. ¿Ud. no va a opinar? ¿No tiene nada que decir?”, dijo, y definió lo ocurrido en suelo boliviano como “un Golpe de Estado Cívico Policial”.

Por último, el sanisidrense Santiago Cafiero, hombre cercano a Alberto Fernández, además de aseverar que “en Bolivia hay un Golpe de Estado” pidió “por la seguridad de Evo, su familia y militantes que están siendo perseguidos”.