Se aprobó una ordenanza que regula la construcción en humedales continentales de Tigre

La norma crea un “Distrito de Gestión Especial Planicie del Río Luján” que abarca Dique Luján, Villa La Ñata y parte de Benavidez. Busca estimular un tipo de desarrollo que conviva con el humedal.

hcd-tigre-votacion-humedales

En la última sesión ordinaria de 2019, el Concejo Deliberante de Tigre aprobó una ordenanza que busca regular la construcción en humedales creando una zona de protección denominada: “Distrito de Gestión Especial Planicie del Río Luján”.

El proyecto fue impulsado por una asamblea de vecinos que viene exigiendo límites a los desarrollos inmobiliarios que realizan rellenos en humedales. La asamblea se conformó a raíz de un nuevo relleno realizado por la empresa Eidico en Benavidez (ver cobertura del tema).

El proyecto original fue tomado desde el ejecutivo municipal quien realizó, según confiaron a QUE PASA vecinos miembros de la asamblea, una “propuesta superadora”.   

La votación consiguió el apoyo de los 14 concejales presentes en el marco de una jornada legislativa atípica, donde se plasmó la ruptura en el Frente Renovador tigrense, y donde el malenismo y Cambiemos no estuvieron presentes en la sesión. Sin embargo, fuentes de ambos bloques confiaron a QUE PASA su acuerdo con el proyecto vecinal. 

El concejal Javier Parbst, miembro de la asamblea vecinal destacó que “es un triunfo colectivo, acompañando a los vecinos, y demostrando que la participación tiene sus frutos. Lo que logramos en estos 9 meses fue hacer visible una lucha que muchos venían llevando hace años. El Municipio entendió que hay que proteger lo que queda de nuestro Tigre natural y que se han hecho muchos negocios sobre los humedales. Esta ordenanza esperemos que cambie un poquito lo que es el Tigre continental aparte de proteger el Delta”.

Parbst aclaró que: “No significa que ya no se va a poder rellenar terreno. Vamos a hacer un Consejo Asesor de Vecinos donde habrá privados, estatales, vecinos de a pie. La idea es que si uno quiere rellenar su terreno lo haga, pero con límites. Si por ejemplo un terreno es de 20 x 80 metros no hace falto rellenarlo todo, se puede dejar alguna superficie libre. Y lo más importante es que no se rellene a 4,20 metros como lo hacen los barrios privados. No hace falta llenar tanto al humedal de tosca, sino lo suficiente para que entre el auto, la casa y listo, esa es la idea de preservar. Después la ley tiene incentivos económicos, turísticos y un montón de factores que realmente están muy buenos”.

También mostró su satisfacción por la aprobación el concejal de Unidad Ciudadana, Lucas Gianella: “Es un cambio de paradigma enorme. Milito en el kirchnerismo desde 2010 en Tigre y una de las diferencias internas siempre fue la cuestión ambiental y de los rellenos, de los desarrollos privados. Esto es un gran avance”.

Finalmente, un vecino de la asamblea expresó a QUE PASA que: “Es un sentimiento de mucha alegría y emoción haber conquistado este derecho, después de 9 meses de mucho esfuerzo colectivo, de organizar 14 cortés, protestas en el pueblo: Muchos pensaban que no íbamos a llegar a nada y hoy logramos un objetivo que tiene mucho más de 9 meses de lucha, porque hay muchos integrantes de la asamblea que vienen peleando por esto hace muchos años”.

VER TAMBIÉN: El HCD de Tigre aprobó el Presupuesto 2020

¿Qué implica el proyecto?

Por la ordenanza aprobada se crea un Área de Preservación Ambiental, la cual está delimitada por la Ruta 26, calle Brasil, canal Villanueva, Canal García, Canal La Rioja, Calle Juan Diaz de Solís, J.M. Loreto, Viamonte, límite con Nordelta y Río Luján.

Según los postulados la ordenanza busca: 

– Garantizar el comportamiento natural del territorio caracterizado por la planicie de inundación del Río Luján, teniendo en cuenta: la Transparencia Hídrica, su inundabilidad y su Biodiversidad.

– Consolidar la identidad del sector en función de sus atributos históricos y ambientales.

– Promover la puesta en valor de los sitios arqueológicos y garantizar la participación de los pueblos originarios.

– Promover las obras de infraestructura y las acciones tendientes a mitigar los impactos ambientales ocasionados

– Promover el desarrollo de actividades culturales y económicas, vinculadas a la ecología.

– Promover el desarrollo económico local y regional, vinculado con actividades tradicionales del territorio.

– Incentivar los desarrollos urbanos amigables con el ambiente.

– Promover la inclusión urbana disminuyendo las barreras urbanas que limitan y condicionan los flujos del territorio.

– Mejorar la conectividad del área incrementando y optimizando la oferta del transporte público.

– Promover la producción de suelo urbanizado adaptado al ambiente natural.

– Promover un tipo de ocupación del suelo acorde a las características ambientales del Distrito.

– Determinar pautas de localización y modalidades de urbanización adecuadas al territorio, que no alteren el régimen hidrológico y escurrimiento natural de las aguas ni afecten el comportamiento ambiental de la planicie de inundación.

– Desalentar las urbanizaciones cerradas.

– Incentivar la apertura de calles y la eliminación de barreras urbanas.

– Fomentar la movilidad activa, priorizando la peatonalidad, propiciando que las áreas de mayor atractivo puedan disfrutarse a pie y con bicisendas integradas a la red urbana de transporte público.

– Generar condiciones que favorezcan el desarrollo de emprendedores locales fomentando la creación y expansión de las PyMEs.

– Fomentar la creación de empleo y la reactivación del mercado local.

– Estarán exentos del pago de la Contribución al Fondo Municipal de Vivienda, durante un plazo de 5 años contados a partir de la entrada en vigencia de la presente, todos los inmuebles del Distrito sobre los que se realicen nuevas construcciones con planta baja libre – de tipología palafítico – que permitan la inundabilidad y transparencia hídrica.

– Fomentar actividades culturales y colectivas, como estrategia para la integración y fortalecimiento social.

– Fortalecer el vínculo entre los antiguos y nuevos pobladores, acortando la brecha social.

– Créase un espacio no vinculante de participación y consulta, denominado Consejo Asesor Vecinal Río Luján.

VER TEXTO COMPLETO DEL PROYECTO ACÁ