Sebastián Salvador, sobre las escuelas de Caracoles: “Pese a este cierre momentáneo, se preverá la situación de retomar el dragado”

El Concejal de Cambiemos en San Fernando señaló que "desde Provincia se prioriza que los chicos puedan tener clase normalmente" teniendo en cuenta que "en 2017 se perdieron 80 días por la situación del arroyo".

La provincia de Buenos Aires dio marcha atrás con la decisión de cerrar las escuelas en las islas de San Fernando. En la mayoría se dictarán clases normalmente, pero la escuela y el jardín que se ubican sobre el arroyo Caracoles, no comenzarán el ciclo lectivo y los alumnos serán trasladados a otra institución.

Sobre esta situación opinó Sebastián Salvador, concejal de Cambiemos en San Fernando, quien sostuvo que la medida se revirtió porque “hay un Gobierno Provincial que escucha” y afirmó: “La decisión que se tomó en su momento tenía un buen punto de vista pedagógico y educativo, y tal vez no se contempló la idiosincrasia y la problemática de la isla”.

“En este sentido, se escucharon los reclamos, se entendió la situación y se dio marcha atrás en todos los establecimientos de la isla donde habrá clases normalmente. Hubiésemos querido hacer lo mismo en Caracoles, pero allí la situación cambia, porque tiene la particularidad de que en las escuelas de ese arroyo el año pasado no hubo clases durante 80 días y los chicos muchas veces tuvieron clases dentro de una lancha debido al estado del arroyo”, explicó el concejal.

Según informó, a esos alumnos se los trasladaría a las instituciones de arroyo Felicaria, aunque aclaró: “No es lo que queremos, pero priorizamos la educación de los chicos y buscamos que no pierdan la cantidad de días de clases que perdieron durante 2017, porque no podemos depender del clima o de la situación de un arroyo para que los chicos aprendan”.

En cuanto al dragado del arroyo, algo que la concejal del oficialismo local Alicia Aparicio reclamó, Salvador sostuvo que “hace 30 años que la provincia de Buenos Aires está gobernada por los mismos y hubo una falta de inversión en todo sentido, salvando por los últimos dos años” y que “ahora desde la Provincia, pese a este cierre momentáneo, se preverá la situación de retomar el dragado, pero es muy difícil en dos años reactivar todo lo que en 30 años se destruyó”.