Por unanimidad, el Senado Nacional aprobó la ley de Emergencia Social

Fueron 49 los votos a favor de los legisladores presentes en el recinto. El proyecto tiene como objeto promover y defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en todo el territorio nacional en la economía popular.

La Cámara de Senadores aprobó y convirtió en ley el proyecto de emergencia social que contiene el acuerdo firmado entre el gobierno y las organizaciones sociales para apuntalar cooperativas de la economía popular. El proyecto fue aprobado en una sola votación en general y en particular por unanimidad con 49 votos de los senadores presentes en el recinto.

La iniciativa declara la emergencia social hasta diciembre del 2019 y establece un refuerzo adicional de las partidas, en unos 30.000 millones de pesos, para lo cual se autoriza al jefe de Gabinete a hacer las reasignaciones presupuestarias que garanticen los fondos necesarios. Las partidas no podrán afectar los recursos destinados a gastos sociales.

El proyecto tiene como objeto “promover y defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en todo el territorio nacional en la economía popular, con miras a garantizarles alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, cobertura médica, transporte y esparcimiento, vacaciones y protección previsional”.

La ley dispone además la creación del “Consejo de la Economía Popular y el Salario Social”, que estará integrado por un representante del Ministerio de Desarrollo Social, otro del Ministerio de Trabajo, uno del Ministerio de Hacienda, y tres de las organizaciones sociales que estén inscriptas en el registro respectivo. Asimismo, establece la creación de un Registro Nacional de la Economía Popular (Renatrep), “a los efectos de la inscripción de los trabajadores de la Economía Popular que serán alcanzados por los beneficios del Registro”.

Según el proyecto, los actuales programas sociales nacionales se articularán con la intervención del Consejo de la Economía Popular y el Salario Social Complementario (Cepssc) promoviendo su progresiva transformación en Salario Social Complementario.

Leonardo Grosso, diputado nacional y referente del Movimiento Evita, sostuvo: “Es el primer paso de un largo camino que hay que transitar en la Argentina si hablamos de conquistar derechos para los trabajadores de la economía popular”. Por su parte, Joaquín Noya, concejal del Frente para la Victoria en Vicente López, destacó que “los sectores populares lograron esta reivindicación con organización y unidad”.

Fuente: QuePasa / Télam / La Nación