Comienzan a funcionar los viajes en lancha desde San Isidro a Puerto Madero

Durarán entre 40 y 50 minutos y habrá tarifas diferenciadas para los usuarios frecuentes. Los servicios se prestarán desde el 14 de marzo. El muelle de donde partirán fue inaugurado en diciembre, luego de una obra que incluyó renovación de accesos y estacionamiento.

servicio-lancha-san-isidro-puerto-madero

A partir del 14 de marzo, el viaje a Capital desde San Isidro sumará una nueva alternativa para quienes actualmente hagan ese trayecto con su auto y sufran el tránsito de la Panamericana. Se trata de la posibilidad de viajar en lancha desde el bajo del distrito hacia Puerto Madero, y de esta manera ingresar a la Ciudad por el Río de la Plata.

La nueva forma de viaje, según contaron a Que Pasa desde la empresa Sturla, encargada de prestar el servicio, tendrá un lapso de tiempo de entre 40 y 50 minutos, y se prestará de lunes a viernes. Partirá desde el nuevo muelle ubicado en Roque Sáenz peña y el río a las 7.40 y llegará a Puerto Madero alrededor de las 8.30 horas. En tanto que el servicio de vuelta saldrá de la Ciudad a las 18.30 y llegará al distrito cerca de las 19.30.

En cuanto a las tarifas, el viaje de ida (ya sea de San Isidro a CABA como de CABA hacia el norte) tendrá un valor de $200, que estará bonificado para aquellos usuarios frecuentes que se registren en la web de la empresa, pasando a ser de $126. A su vez, habrá un precio estipulado para el viaje ida y vuelta en el día que será de $230 y un abono mensual que será de $3900. Los pasajes, pueden obtenerse de manera online en ESTE LINK.

Si se tiene en cuenta el aumento de peajes de 2019, aquellas personas que hoy viajen en auto a Capital tendrán que abonar, en caso de tener solo un peaje para pagar, entre $150 y $190 ida y vuelta, más una posible estadía de estacionamiento en Capital Federal, de no tener este beneficio cubierto por las empresas.

Viajes similares a la Ciudad ya se realizan desde Olivos, Nordelta, San Fernando (Marina Punta Chica) y la estación Fluvial de Tigre por parte de la empresa, y el caso de las lanchas que saldrán desde San Isidro, contaron que tendrán conexión Wi-Fi, aire acondicionado y baños.

De esta manera, el nuevo servicio, que tendrá capacidad para 100 personas, busca no sólo proponer “una alternativa más placentera para ir a trabajar”, según definió el presidente de la empresa Sturla Viajes, Jorge Sturla, sino además una alternativa que pueda ser “económicamente más viable”.

Además, también se busca que este nuevo servicio fomente el desarrollo turístico en San Isidro para aquellos que lleguen a visitar el distrito desde la Ciudad, y para esto se prestarán servicios turísticos los sábados, domingos y feriados por la costa de San Isidro a partir las 13:30 y cada hora, según la demanda.

El nuevo muelle público y las obras

En diciembre pasado por la mañana había sido inaugurado el muelle público en Roque Sáenz Peña y el Río de la Plata, luego de un proceso de obras que llevó varios meses y que incluyó la remodelación de los accesos a la costa y la construcción de un puente peatonal y un estacionamiento.

“Esta obra es el resultado de un gran esfuerzo de infraestructura. Es una nueva alternativa para poder viajar, de una manera diferente y relajada, a la Ciudad de Buenos Aires para trabajar o estudiar. A su vez es una entrada de turismo a San Isidro y su circuito cultural, gastronómico y los parques”, señaló Posse en el marco de la inauguración, antes de embarcarse en el primer viaje piloto junto a unas 100 personas, entre funcionarios, vecinos y representantes de clubes náuticos de la zona.

El muelle tiene un dispositivo para discapacitados, es una oruga donde se calza la silla de ruedas para bajar por la escalera y subir a la lancha. Todo el acceso está previsto para personas con discapacidad motriz.

También forman parte de la obra el puente peatonal que atraviesa el canal de desagüe de la estación de bombeo de la calle Sáenz Peña y la plataforma para llegar al muelle que, a través de escaleras, conecta con los pontones flotantes desde los que se accede a las lanchas.

Además, los trabajos contemplaron la realización de un estacionamiento con capacidad para 54 vehículos al aire libre, iluminación y forestación con especies autóctonas, como así también la renovación del acceso al río por Roque Sáenz Peña, con nuevo asfalto, boulevard central, y sumideros.