Sesión polémica en el HCD de San Fernando

SAN FERNANDO. En la tercera sesión ordinaria del año, el Concejo Deliberante de San Fernando envió ayer a comisión para su evaluación el pedido de conformar una junta investigadora contra el concejal possita Juan Carlos Biscay, luego de sus insultos contra la edil oficialista Corina Ramírez. También hubo cruces por la transparencia de la información en los expedientes.

Con la asistencia de todos los concejales, la tercera sesión fue polémica y de tono elevado. La primera de ellas llegó con el proyecto para enviar a comisión para su tratamiento la rendición de cuentas 2014.

Se trató de un despacho doble referido a la repavimentación de calles, el oficialista enviándolo a la comisión y el del FPV en el mismo sentido y pidiendo además el acceso a más documentación para evaluar la rendición de cuentas. Allí hubo un cruce de acusaciones y gritos entre el bloque del Frente Renovador y el del FPV, por la transparencia de información en la presentación del expediente.

El concejal del bloque del FpV, Fernando Coronel, señaló: ”Pedimos que se explicite información básica y fundamental como  es el presupuesto, el computo métrico y los planos de una obra. No resulta razonable que los concejales estemos excluidos de cuánto va a salir una obra que se va a pagar con el dinero de los vecinos. Consideramos que para que la ordenanza se apruebe debe existir en el expediente  una serie de documentación básica para que el resto de los concejales podamos legislar”.

Al cruce salió el edil oficialista Pablo Peredo: ”Hablando con los vecinos, ninguno nos pidió cuánto sale esa obra. En todo caso cuando llegue la Rendición de Cuentas ahí se verá todo lo que se invierte. Hay una cuenta de cuánto se gasta de asfalto por año, hay una cartel de obra de la empresa constructora, la información pertinente se encuentra en el expediente”.

”Esto demuestra cómo se maneja el oficialismo admnistrativamente, hoy los concejales no sabemos cuánto se paga por pavimento y tampoco los vamos a saber después. Nos están negando información que lo establece la ley orgánica del Consejo”, concluyó Coronel.

Luego de media hora de discusión llena de chicanas personales, se impuso el proyecto oficialista por 14-8.

Tras esto, se trató la conformación de una comisión investigadora contra el concejal del espacio de Gustavo Posse, Juan Carlos Biscay, luego de sus insultos discriminatorios contra su par del oficialismo Corina Ramírez. Los hechos ocurrieron en marzo pasado e incluyeron según se denunció insultos e incluso violencia física.

La concejal Analía Medina del FR explicó que “no nos parece correcto que un concejal agravie insultando a una par ni a nadie. Si dijeron cosas como ‘negra de mierda’, ‘pelotuda’ y ‘andate a la puta que te parió’ y eso habla de la poca caballerosidad y hasta la misoginia de este concejal, en una actitud violenta que no es nueva”.

“Planteamos la comisión investigadora porque este Concejo Deliberante debe ser ejemplo para adentro y para afuera. Luego de que este cuerpo repudiara unánimemente estos hechos quisiéramos que quienes se oponen a la comisión investigadora puedan rever su postura, por eso cambiamos el despacho y vamos a dejar el expediente en comisión para incorporar pruebas, documentación y la denuncia presentada”, explicó Medina.

Por su parte, el concejal Jorge Penzotti del bloque “Por siempre Perón” enfatizó que junto a su compañera de bancada Soledad Estanciero rechazan la comisión investigadora “porque no estuvimos en la comisión cuando sucedieron esos hechos. En la sesión posterior acompañamos el repudio a cualquier tipo de violencia, pero nuestro rechazo es porque los hechos no ocurrieron en una sesión y no estuvimos presentes. Por eso acompañamos el despacho que propone que el expediente quede en comisión”.

Alex Campbell del PRO adelantó su rechazo al despacho y dejó en claro “al concejal Biscay lo eligió el pueblo de San Fernando. El tema está en la Justicia y es ahí donde debe resolverse, el HCD no tiene por qué intervenir e ir en contra de lo elegido por los vecinos”.

Finalmente se pasó a votar y el oficialismo impuso su proyecto manteniendo el expediente en comisión para sumar pruebas y conseguir la unanimidad por 18 a 2. Campbell y el propio Biscay fueron quienes votaron por desestimar la comisión investigadora.