Trabajadores toman una fábrica en San Martín y reclaman para que no se remate

Se trata de la empresa alimenticia Novo, ubicada en la localidad de San Andrés. Este martes, detuvieron el primer intento de remate, y ahora se mantienen en el lugar. La idea, dicen, es conformar una cooperativa.

Whatsapp Image 2019 11 06 At 7.01.01 Pm

Desde hace casi tres meses, los trabajadores de Productos Alimenticios NOVO en el partido de San Martín, vienen realizando medidas de fuerza y reclamando que el inmueble no se remate para el cobro de una deuda que un acreedor tiene con su dueño. El lunes, finalmente, tomaron la fábrica para visibilizar el conflicto, y lograron evitar el primer remate.

En la fábrica ubicada en Casares 1649, en la localidad de San Andrés, trabajan 23 empleados, entre los que se encuentra Emilce, quien hace 18 años está allí. “Nosotros solo necesitamos conservar nuestras fuentes de trabajo. Estamos desesperados porque si se remata la fábrica perdemos todo”, expresó a QUE PASA y contó además que “toda la movilización recibe también el apoyo del actual dueño, que fue estafado porque venía pagando una deuda que él no contrajo, que es de un dueño anterior, y aún así le aplican el remate de la fábrica, no se entiende por qué”.

El martes pasado, los trabajadores se movilizaron hacia el barrio del Abasto, donde iba a realizarse la primer subasta del inmueble, y lograron frenarlo, acompañados de organizaciones gremiales y sindicales.

“Fue un paso muy importante, porque vimos que visibilizando esta lucha podemos lograr que la fábrica siga trabajando. Y por suerte recibimos apoyo desde todos lados, incluso también de los propios clientes, que nos siguen comprando y que quieren que la situación se solucione”, dijo Emilce.

Los trabajadores también reciben el acompañamiento del Municipio, que les brindó asesoría legal y que además contiene a las personas que se encuentran afectadas frente a la posibilidad de un desalojo y de las pérdidas de sus fuentes de trabajo.

La fábrica que se dedica a panificados y elaboración de prepizzas está en el distrito desde 1975, y desde los trabajadores buscan que no se bajen sus persianas. “La idea es conformar una cooperativa, algo con lo que el dueño actual acuerda, y de esa manera poder hacernos cargo de la deuda que los dueños anteriores dejaron desde el 2001”, explicó la trabajadora.

“La pelea sigue porque puede haber una nueva subasta y porque eso implicaría quedar en la calle. Mientras tanto, seguiremos produciendo, porque tenemos responsabilidades con nuestros clientes, pero siempre en estado de alerta por lo que pueda llegar a pasar”, culminó Emilce.