Trabajadores del hipódromo de San Isidro reclamaron al Gobierno el retorno del turf

Las protestas fueron este viernes donde trabajadores sacaron su reclamo por la vuelta de la actividad a la calles. A la par de San Isidro, los trabajadores del hipódromo de Palermo hicieron lo propio en CABA.

Reclamo Turf Hipodromo

Trabajadores de los hipódromos de San Isidro y Palermo, dos de los más importantes de la Argentina, reclamaron ayer al Gobierno nacional poder retomar sus trabajos, en medio de la paralización de la actividad en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por la pandemia del coronavirus.

Durante la jornada de protestas del viernes, entrenadores, cuidadores, vareadores y peones, entre otros actores del deporte, pidieron por los “80 mil puestos de trabajo” que están en riesgo, según sus cálculos.

Las pancartas que mostraron los manifestantes también incluía el pedido para que tanto el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como de la provincia de Buenos Aires bajen una ayuda económica, tras cuatro meses sin competencias oficiales.

El sector hípico mantiene una parálisis absoluta desde marzo pasado debido a la emergencia sanitaria que motivó el cierre de los hipódromos de Palermo, San Isidro y La Plata hasta nuevo aviso.

Desde entonces apenas hubo dos citas en todo el país: el 28 de junio en Entre Ríos y el jueves pasado en Tucumán, bajo un estricto protocolo de seguridad sanitaria.

Hace algunas semanas, además, unos 200 trabajadores, la mayoría peones, denunciaron que estaban encerrados, desde el inicio de la cuarentena, bajo amenaza de no permitirles volver a ingresar en caso de salir a reencontrarse con sus familias, en plena pandemia.