Ugo: ”Tigre tiene un intendente que no gobierna”

federico-ugo

ELECCIONES 2015.Entrevistamos a Federico Ugo, actual concejal del bloque del FPV  y precandidato a intendente. Apuntó a la gestión actual y a las problemáticas del distrito.

Federico Ugo es licenciado en Ciencias Política de UBA y vecino de Tigre hace más de 15 años. En diciembre de 2013 asumió como concejal del FPV luego de una disputada elección. Con 38 años de edad, aspira a la intendencia levantando las banderas del Proyecto Nacional en Tigre. Habló de las problemáticas urgentes del distrito, la falta de integración en las áreas municipales y la ausencia de conducción política al mando de Julio Zamora.

 

¿Porqué decidiste postularte como candidato a intendente?

-Soy militante de Tigre desde hace más de 15 años, y desde que con mi equipo formamos parte del FPV desde el 2003 pensamos que Tigre también tenía que tener la oportunidad de crecer con igualdad, de ser parte de las política que promovía el gobierno nacional. En su momento acompañamos a Sergio Massa para ganarle a Ubieto, era un vecinalismo con una visión del rol del intendente de hace 20 años atrás. En ese proceso fue cambiando la demanda[quote_right] Ya el vecino se dio cuenta que lo de la seguridad es una pantalla. El plan de seguridad que hoy lleva adelante el municipio no sirve para resolver la cuestión de forma concreta”[/quote_right] del vecino, los intendentes tienen un rol mucho más protagónico. Hoy no sólo se le pide al intendente  que mantengas limpia la calle, sino también un plan de seguridad y una política integral de salud. Tenemos el objetivo de recuperar el distrito, desde lo político y para los tigrenses. Este objetivo va en consonancia con la decisión política que tenemos. Tigre creció y puede seguir creciendo, pero se necesita que crezca con un piso de igualdad, con una visión de integración y con transparencia que hoy no tiene.

¿Qué tipo de obras públicas consideras que hacen falta en el distrito de Tigre?

-Proponemos pensar la obra pública desde la integración. Son tres las obras que planteamos como prioridad. Una es la de invertir en agua potable y cloaca. Entre la Planta Potabilizadora y la Red troncal de cloacas que se está construyendo, la Nación está invirtiendo más de$ 6 mil millones de pesos en estos últimos cuatro años. En el 2015 el municipio invierte solamente $2 millones de pesos en cloacas, en un presupuesto que tiene $2. 800.000. Es decir, [quote_left] Zamora no define la política de gobierno local, no marca el rumbo, ni siquiera conduce a su propia fuerza. Hoy con un Massa debilitado, empiezan  a sentirse los problemas locales”[/quote_left] destina menos del 0,1% a este recurso vital para la calidad de vida del vecino. Por eso decimos que hay que priorizar, hay que juntarse con Aysa y llegar a un punto con la Nación y la Provincia para complementar la inversión , y definir dónde invierte el municipio y donde la Nación para acelerar las obras. Asimismo, con el Estado Provincial habría que trabajar en forma conjunta el saneamiento de los arroyos. En Tigre hay arroyos a cielo abierto que acumulan basura y generan desborde en épocas de lluvias. Por eso creemos que hay que tener un plan hidráulico maestro. Hay que tener máquinas de manera permanente saneando los arroyos. Tigre es un distrito fácilmente inundable, porque gran parte es agua, sumado al avance de barrios privados en humedales que generó la imposibilidad de escurrimiento natural del agua y eso termina derramando sobre los barrios.

-Teniendo en cuenta la cantidad de urbanizaciones privadas que existen en Tigre, ¿cómo crees que se delinea la política habitacional en el distrito?

– Es necesario una política pública de vivienda municipal que complemente con la nacional y provincial. Estamos planteando crear un banco de tierra, tomar la tierra ociosa que todavía existe enTigre y distribuir equitativamente. Tigre tiene uno de los índices de déficit habitacional más altos de zona norte, donde hay asentamientos con situación de hacinamiento. Uno puede tender relaciones con el sector inmobiliario pero siempre pensando en cómo puede beneficiar al vecino. Regularía al 100% la construcción de emprendimientos inmobiliarios. El gran problema de es que se permite que se construyan como si nada, como el caso reciente de Remeros Beach. Hoy la potestad de factibilidad la tiene la Provincia, no la tienen los municipios. Plantearía una normativa local en donde ningún barrio privado puede iniciarse si no cumplió con el último de los trámites. En cambio, con el PROCREAR ya se están por entregar unas 440 viviendas en Rincón de Milberg, donde el 97% son tigrenses de clase media y media baja. Asimismo con todo lo que queda de humedales pensamos que tiene que convertirse en un parque temático- ecológico, para generar una conciencia sobre la tierra.

¿Cómo ves el estado actual de la salud?

-Lo veo muy complicado, porque no está ligado a una visión de integración. El Frente Renovador heredó del ubietismo los centros de salud descentralizados, hoy existen 20. El gran problema es que no cumplen con los servicios de asistencia primaria. No hay profesionales, en muchos casos tampoco insumos. El salario de un profesional de la salud en Tigre está por debajo de promedio de la región, son lo que menos ganan. Sólo hay prestación nocturna en hay prestación nocturna en 6 de los 20 centros.  Para complementar la salud primaria vamos a promover el trabajo territorial con equipos profesionales caminando el territorio, promotores junto a profesionales generando prevención.  Eso también permite fortalecer la tarea con el hospital de Pacheco que se encuentra saturado. Por otro lado, tenemos un hospital construido por la Nación en el centro de Tigre que desde 2013 se encuentra sin abrir, contaba con el compromiso de que sea abierto y puesto en funcionamiento por el municipio. Es una vergüenza que hayan pasado dos años y todavía no se haya puesto en funcionamiento. En el presupuesto 2015 dice que se van a destinar $100 millones de pesos a ese hospital.  El otro problema de la salud está vinculado a la obra pública, si no se resuelve la cuestión del agua potable y las cloacas vamos a seguir teniendo problemas de salud en gran parte de la población.

¿Qué cuestiones mejorarías del área educativa?

-Tenemos un desafío en toda la provincia. Hoy los intendente no pueden estar ajenos a esos problemas. El Consejo Escolar que debería ser el primer punto de aproximación con la escuela para tener un diagnóstico del distrito con prioridades de inversión, no está realizando esa tarea. Desde el municipio plantearíamos trabajar en conjunto en una mesa interdisciplinaria. Lo que se ve es una falta de espacios de construcción en común donde deberían dialogar los inspectores distritales provinciales, el municipio, el consejo escolar, los sindicatos y las cooperadoras escolares.

¿Crees que el presupuesto en Tigre se distribuye de manera equitativa?

-Casi un tercio del presupuesto se destina a servicios municipales, que son las delegaciones que se encargan del mantenimiento del alumbrado barrido y limpieza. Otro tercio en la secretaría de Desarrollo Humano, Salud, Vivienda y Empleo, todos comprimidos en un misma institución. Creemos que la política de empleo no puede depender de Desarrollo Social. Tiene que existir un área específica para promover la producción y el empleo en Tigre. Cuando se analiza el gobierno municipal de Massa desde el 2008 hasta acá, te vas dando cuenta cómo el ordenamiento municipal se fue adaptando al proceso político que vivía el massismo. Hoy, ya muy alejado del kirchnerismo, Empleo dejó de ser un secretaría para convertirse en una subsecretaría dependiente una división de Desarrollo Social y Salud. El área de juventud y de derechos humanos no existe más, la de prevención en adicciones no tiene presupuesto. Mientras que a seguridad se le destina casi $300 millones de pesos, y ni siquiera pueden resolver problemas concretos.

¿Se puede decir que Tigre es un municipio seguro?

-Ya el vecino se dio cuenta que lo de la seguridad es una pantalla. El plan de seguridad que hoy lleva adelante el municipio no sirve para resolver la cuestión de forma concreta. Las cámaras y los botones de pánico son herramientas, pero la seguridad está atravesada por la falta de integración, está puesta en estigmatizar sectores. Una vez por semana nos llegan denuncia de familias que sufrieron violencia institucional por parte del COT. Las cámaras previenen poco y nada. Hay que tener una mirada integral de la seguridad con un mapa del delito en Tigre. Hay que sentarse con la policía bonaerense a cruzar datos. Otra cuestión fundamental es la capacitación del equipo que se pone a patrullar en la calle. No sólo una capacitación como inspectores, sino de vinculación con el vecino. Al policía que va en la patrulla se le tienen que hacer cumplir los protocolos de la propia bonaerense, y hay que tener muy en claro cuáles son los legajos del personal que se encuentra arriba de un patrullero. Los empleados públicos deben estar capacitados para vincularse con el vecino, porque seguramente ese vecino ha sufrido algún tipo de violencia y se encuentra en un estado de vulnerabilidad. Asimismo el área de atención a la víctima tiene que brindar contención con un equipo profesional que haga la vinculación y derivación con las áreas que correspondan y un área de asesoramiento legal. En Tigre vemos que hay una complicidad de ocultamiento de ineficiencias. Como municipio hay que exigir que la justicia funcione de la mejor manera y poner a disposición todas las herramientas del municipio.

¿Cuáles son las expectativa para las PASO de agosto?

-Estamos cada vez más optimistas. En 2013 decidimos no irnos con Massa y ser leales al proyecto político, pero sabíamos que nos iba a tocar enfrentarnos a un sector muy fuerte en el bastión del Frente Renovador. Nos hicimos cargo de reconstruir el Frente para la Victoria en Tigre. En estos dos años nos dimos cuenta que valió la pena el esfuerzo de haber jugado en una situación de total adversidad, hoy vemos los frutos. En primer lugar, las condiciones nacionales, con un Massa que está en caída libre, dado que ya no tiene ninguna bandera para levantar y porque no ofrece un proyecto concreto para la comunidad. Nos encontramos con un FPV muy fuerte a nivel nacional y una Cristina que es indiscutible conductora del proceso. Esas condiciones también influyen positivamente a nivel local. Otra cuestión importante es que Tigre tiene un intendente que no gobierna. Zamora no define la política de gobierno local, no marca el rumbo, ni siquiera conduce a su propia fuerza. Hoy con un Massa debilitado, empiezan  a sentirse los problemas locales. Nosotros venimos llevando adelante un plan de acción y de propuesta permanente, por eso digo que en parte ya estamos gobernando Tigre. En cada uno de los temas ya estamos desarrollando acciones desde la Nación o desde la Provincia. Ahora queremos volver a fortalecerlo con la visión local.