Continúan las ampliaciones peatonales en los centros comerciales de Vicente López

Se realizaron en las localidades de Munro y Carapachay, donde en distintas zonas se delimitaron nuevos espacios para la circulación a pie con el objetivo de que se cumpla el distanciamiento social.

C.c Carapachay (2)

Desde junio pasado, en Vicente López los centros comerciales vienen adecuándose a las nuevas necesidades que trae la pandemia de coronavirus en la vida cotidiana. Por ese motivo, continúa un proceso de ampliación de los espacios peatonales para la circulación en estas zonas, algo que ya se realizó en las localidades de Munro y Carapachay, en el oeste del distrito.

“A partir de la ampliación de veredas, cedido por el espacio de estacionamiento de autos sobre la calle, el vecino podrá circular y esperar a ser atendido con mayor comodidad y prevención, gracias a la disponibilidad de un mayor espacio”, explicaron desde el municipio.

Para ello, los tramos fueron cerrados con un corralito de vallas que indican la exclusividad del uso peatonal. Pintada en el suelo, se puede observar la señal “Mantener distancia social 2 mts”.

En Munro, los trabajos se levaron adelante ya a principios de junio en dos tramos a lo largo de la calle Vélez Sarsfield. Uno de ellos tiene una extensión de 27 metros, al 4100, entre Avenida Mitre y Maquinista Carregal, el otro se ubica al 4600, entre las calles General Belgrano y Carlos Tejedor, y ocupa una superficie total 61 metros.

Hasta el momento, en la localidad de Carapachay se realizaron otras dos intervenciones, una en la calle Independencia entre Ituzaingó y Guido Spano (24 metros), donde operan tres comercios con buen volumen de público. Hay una farmacia, una librería y una regalería y otra sobre la calle Independencia entre Dysdale e Ituzaingó (30 metros de ampliación de vereda) donde funciona el supermercado Carrefour. Además, desde la comuna informaron que en los próximos días continuarán las ampliaciones en esa localidad.

“El intendente Jorge Macri nos solicitó trabajar rápidamente en esta situación para brindarle comodidad a los vecinos que circulan. No hay necesidad de aplicarlo en veredas anchas, pero en veredas que son angostas, la única solución es sumar parte de la calle sacrificando estacionamiento. Eso es lo que hicimos. Al agregar el ancho de un coche, logramos que haya un circular seguro y a la vez un buen lugar de espera para cada uno de los comercios”, expresó el secretario de Tránsito, Transporte Público y Seguridad Vial, Darío Antiñolo, quien además destacó que la iniciativa surge a partir del diálogo con los delegados municipales y comerciantes de la zona.