Barrionuevo: “Con los militares conversábamos más”

 

El líder de la CGT Azul y Blanca respondió de esa manera a la pregunta de un periodista acerca de las motivaciones del paro de hoy y argumentó así sobre la “falta de diálogo” que él siente de parte del gobierno nacional.

 

El dirigente del sindicato de gastronómicos y titular de la Confederación General del Trabajo (CGT) Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, afirmó hoy que “hace tres años no hay ningún tipo de respuesta” por parte del gobierno nacional a sus reclamos, algo que no sucedió “ni en la época de los militares”, con quienes, según el sindicalista, “había diálogo y se podía negociar”.

En declaraciones al canal América, Barrionuevo criticó a Cristina Fernández de Kirchner por lo que definió como “falta de diálogo” con el sector del sindicalismo que él encabeza, que según él, no sucedía “ni en la época de los militares”.

“En la época de los militares hacíamos paro, huelga, lucha, se conversaba, se negociaba, pero con este gobierno no tuvimos la posibilidad de ningún tipo de dialogo”, aseguró.

“Este es un gobierno caprichoso, es el capricho que tiene la Presidenta, es su formación y su manera de ser, la conozco de cuando era senadora”, polemizó el dirigente, y denunció que “acá hay un problema de muchos miles de millones que están debiendo, que tiene que ver con el impuesto a las Ganancias y con el dinero que le deben a las obras sociales”.

Finalmente, dijo que espera “que este sea el último paro y que pueda haber diálogo”, aunque reconoció que “no hay ningún tipo de conversación” entre su sector y el gobierno.

Por su parte, el diputado nacional y dirigente sindical, Facundo Moyano, rechazó enfáticamente las declaraciones del también sindicalista Luis Barrionuevo: “Quiero expresar un enérgico repudio a los dichos de Luis Barrionuevo sobre la relación del sindicalismo y la última dictadura cívico-militar”.

“Si hubo un sujeto social víctima de la dictadura civico-militar fueron los trabajadores argentinos. Este tipo de dirigentes y sus expresiones no hacen más que dañar la imagen del sindicalismo argentino y perjudicar a los trabajadores.”, culminó Moyano.

Otro que se mostró indignado con los dichos del líder del sindicato de los gastronómicos fue Pablo Micheli, secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma, quien calificó hoy como “una barbaridad” los dichos de Barrionuevo.

“Me caen mal porque desaparecieron compañeros, decir que se podía negociar con la dictadura me parece una barbaridad”, intentó desligarse Micheli del dirigente gastronómico con quien comparte la convocatoria al paro general que se desarrolla hoy en todo el país en demanda de la derogación del Impuesto a las Ganancias.

No obstante, el titular de la CTA opositora intentó diferenciarse de las polémicas declaraciones del gastronómico sobre la dictadura al aseverar: “no estoy haciendo un paro con él”.

Según el dirigente estatal, “Barrionuevo puede decir que se podía dialogar con la dictadura, pero yo no lo comparto”.

Por último, Hugo Moyano le aconsejó al aire a su compañero que “no hiciera macanas”.