Se marca la cancha electoral en San Fernando

SAN FERNANDO. Referentes de distintos partidos recorren los barrios. Muchos ya anunciaron sus candidaturas a intendentes de cara a las primarias. Luis Andreotti  está decidido a ir por su segundo mandato.

 

En la mitad de un año electoral el clima político en San Fernando va tomando el color de las próximas elecciones que definirán el intendente, y en las últimas semanas se fueron delimitando las distintas propuestas.

Por el lado del oficialismo, el intendente Luis Andreotti buscará renovar su mandato asumido en 2011 y mantener la mayoría en el Concejo. Frente al panorama nacional Andreotti reclamó “un candidato solo” en las PASO del Frente Renovador bonaerense, mientras en lo local, su espacio se encuentra muy confiado en mantener la intendencia sanfernandina.

Desde el lado del PRO, el concejal Alex Campbell es quien encabeza la fuerza en San Fernando, cuenta con un fuerte respaldo de la jefatura de la ciudad con el candidato presidencial, Mauricio Macri, y del municipio de Vicente López. Pertenece al bloque que más proyectos presentó en el Concejo Deliberante el año pasado y dice que ”la política necesita dar una vuelta de tuerca en cuanto a la salud y a la educación”.

El panorama dentro del FPV es más amplio, puesto que son cuatro los candidatos que medirán su peso específico en agosto, si antes el “baño de humildad” no salpica por estas latitudes. Empezando por el ex intendente y actual concejal Osvaldo Amieiro, quien encabezó la lista legislativa del FpV en 2013 y entró como concejal, plataforma que utiliza desde el año pasado para volver a ubicarse como principal figura opositora del distrito.

De larga trayectoria con 16 años al frente del municipio, le hace un contrapeso fuerte a sus colegas de bloque. El ex jefe comunal sostiene que busca ”recuperar San Fernando”. En estas PASO tendrá la particularidad que competirá con su yerno, el camporista Matías Molle.

Desde el Partido Justicialista, se encuentra el actual presidente, Gustavo Aguilera, quién oficializó su precandidatura a intendente a comienzos de abril, acusa una deficiencia sanitaria de la gestión actual y remarca la importancia de la inclusión de los jóvenes.

Con aires de recambio generacional, Matías Molle también se subió al ring por la intendencia. El actual director nacional del RENAR, busca dar el “salto generacional” que en algunas ciudades impulsa el Gobierno Nacional.  Sobre las prioridades en el distrito destaca  la atención sanitaria, la vulnerabilidad habitacional y la descentralización del municipio. También desde la juventud kirchnerista y con la militancia barrial de respaldo, Ignacio Alvarez, está caminando y mostrándose como opción electoral.

El sciolismo juega en San Fernando. Si Amiero finalmente es candidato, seguramente el sciolismo irá allí. Pero esperando cierres hay otros referentes que salen a la cancha.  Fernando Coronel, referente de la estructura naranja en el distrito, ya está en campaña con mesas en distintos barrios. Pero también, el ex-secretario de Obras Públicas de esta gestión, Gastón D’Aquino busca encabezar la lista del actual gobernador con una campaña que pone el acento en una gestión cercana al vecino.

Uno de los precandidatos más recientes en postularse a la intendencia  fue Mario Posse, hermano del intendente de San Isidro Gustavo Posse. Con la premisa  es trasladar las ideas exitosas de la gestión de Gustavo a San Fernando.