Cinco detenidos por crimen del pescador en el Delta

Cinco hombres fueron detenidos en el marco de la investigación por el asesinato de un pescador, quien fue atacado a tiros cuando se hallaba con amigos y su hijo en una isla del río Paraná, en el delta de Tigre, el 1 de marzo último, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación.
 
Las fuentes dijeron a Télam que los arrestos estuvieron a cargo de efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA), quienes localizaron a cinco personas, tres de ellas sindicadas autoras del ataque y dos por tenencia ilegal de armas, que quedaron sujetas a la investigación. Una de las hipótesis, de acuerdo a la brutalidad y la falta de móviles del ataque, es que los atacantes practicaban “tiro al blanco” contra sus víctimas, en una especie de “cacería humana”.

Las detenciones se llevaron a cabo en el marco de la causa iniciada el 1 de marzo pasado, tras el crimen del pescador Norberto Machado, cometido en un recreo en el Delta, en la zona de San Fernando, Tigre, por tres hombres que iban a bordo de un canobote y dispararon contra un grupo de personas que pescaba en la zona.

Desde hacía días, efectivos de Prefectura trabajaban en la zona tras los pasos de los sospechosos y, por orden del fiscal del área de Investigación de Delitos Criminales de San Fernando, Alejandro Musso, entre la mañana de ayer y esta madrugada, realizaron allanamientos y las cinco detenciones.

La pesquisa se había iniciado en la zona del río La Barquita y se extendió hasta el arroyo Boca Falsa, en la Tercera Sección de Islas, donde los prefectos interceptaron una embarcación, presuntamente utilizada por los sospechosos, que navegaba a alta velocidad y cuyos tripulantes trataron de huir al ver a los efectivos.

En esa huida, los sospechosos ingresaron a un canal interno, contiguo a un predio donde había tres viviendas, pero fueron detenidos.

Los apresados en esas circunstancias fueron dos, de 21 y 32 años, entre quienes se encuentra el principal sospechoso de haber matado a Machado.

Por orden del fiscal se allanaron las tres viviendas, en las que se secuestraron 
teléfonos celulares, armas blancas, dos miras telescópicas, vainas servidas calibre 22, municiones calibre 7.62, una carabina calibre 22 largo y un revólver calibre 22.

A su vez, se realizaron patrullajes por el río La Barquita, donde se allanó otro predio con cuatro fincas, en las que también 
se encontraron tres armas largas tipo escopetas y carabinas, municiones, un bote isleño tipo, un motor de embarcación, capuchas y cartuchos de arma de fuego.

La embarcación secuestrada tenía signos de haber sido pintada recientemente de blanco, para ocultar su color original, que era celeste.

Al cabo de esos procedimientos fueron detenidos otros tres hombres, que fueron reconocidos como agresores por uno de los pescadores que se hallaba junto a Machado y sobrevivió al ataque.

La jueza de Garantías de la causa, Laura Bocca,, ordenó la detención de los tres últimos por el delito de homicidio doblemente agravado por empleo de arma de fuego y concurso premeditado de dos o más personas en grado de tentativa en concurso real con lesiones.

Además quedaron detenidos los otros dos hombres por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego.

Machado fue asesinado y otro pescador resultó herido al ser atacados por tres hombres mientras comían un asado con otros amigos y el hijo del primero en una isla del río Paraná,
 ubicada sobre el arroyo Falso Diablo, cerca del cruce del Paraná Miní y el Río de la Plata, de Tigre.

La víctima, un fabricante de calzados de 58 años, fue baleada cuando se hallaba con el fletero Jorge Valenci (53), el gasista Eduardo Lorenzo (55), y el hijo del primero, Maximiliano (27), con quienes disfrutaba de una jornada de pesca que se había iniciado a las 8 de ese domingo, cuando abordaron una lancha desde el paraje tigrense Villa La Ñata, pilote 8, donde está la guardería de embarcaciones y tomaron el canal De la Serna hacia el río Paraná Mini. 


“En un momento se largó a llover y buscamos tierra en una isla. Hicimos un asado y cuando estábamos comiendo aparecieron tres tipos en un canobote celeste con un motor blanco”, contó a Télam el hijo de la víctima.

Desde la embarcación, los tres delincuentes armados con escopetas y carabinas efectuaron unos 30 disparos, y Valenci recibió una perdigonada en su cuerpo.

Machado padre salió corriendo hacia su lancha donde estaba la radio pero recibió un impacto de bala que lo hizo caer dentro de la embarcación casi inconsciente.

Tras el ataque, 
los delincuentes huyeron en la pequeña canoa sin robar nada, mientras que los cuatro hombres agredidos ascendieron a la lancha para buscar auxilio.

Machado murió a raíz de las heridas sufridas
 cuando era trasladado en un helicóptero al hospital de San Fernando, donde fue internado su amigo herido.

Fuente: AMBITO