Durrieu presentó 3 proyectos para la lucha contra la droga en San Isidro

Facilitar denuncias anónimas, crear un servicio de atención especializado, crear controles anti lavado, son algunas de las propuestas del Frente Renovador en San Isidro.


Marcela Durrieu, presidenta del bloque de concejales del Frente Renovador en San Isidro, presentó este viernes por la noche, en el Colegio de Abogados, un programa integral de lucha contra la droga y el lavado del dinero denominado “No a la Droga en SI”, que incluye tres proyectos de ordenanzas y un pedido de informe que espera que se trate cuanto antes en el Concejo Deliberante del distrito. También hablaron sobre la problemática las Madres del Paco, representadas por María Isabel Rego, y Fabián Chiozzo, quien trabaja en la Fundación Manos de La Cava.

Durrieu detalló: “Proponemos un desarrollo tecnológico que le permita a los vecinos, desde un celular, hacer una denuncia anónima para resguardar su seguridad. El municipio  debe hacerse cargo de hacer la denuncia y tiene que haber un fiscal especializado en el tema que sea quien tome esas denuncias, figura que también está incluida en nuestro proyecto. Aquí lo que estamos presentando es que sea el municipio quien asuma institucionalmente la responsabilidad de ser denunciante para luchar contra la droga, y de hecho es lo que funciona en Tigre”.

“Nunca se habla de políticas verticales que vinculen a los tres niveles del Estado. Gran parte de los problemas de las grandes ciudades tienen que ver con la proximidad institucional y geográfica, que requieren respuestas inmediatas. Estamos acercando al Concejo Deliberante iniciativas de lo que se llama buen gobierno, que el municipio debe y puede hacer. Las personas que abusan de las drogas necesitan de una respuesta inmediata y cercana. Como los municipios han dejado de ser lugares de pocos recursos, estamos pidiendo que se cree en San Isidro un Servicio de Atención a las Personas que dependen o abusan del consumo de drogas, conformado por equipos interdisciplinarios, con el propósito de llevar a cabo tareas de prevención y de asistencia”, agregó Durrieu.

Fabián Chiozzo, de la Fundación Manos de La Cava, expresó: “En nuestro país se discute el problema del narcotráfico, pero nadie plantea una política pública de asistencia, que es tan o más importante que el de la comercialización de drogas. Los hospitales públicos no están preparados para atender esta problemática”.

El especialista, que hace más de 30 años trabaja en comunidades terapéuticas, contó: “Siempre digo que ‘la niñez es invisible a los ojos’ porque la problemática del consumo de los menores de 12 años es desconocida. Nadie pensó jamás que iba a tener que trabajar con un chico de 10 años que consume pasta base. Si seguimos pensando que la niñez y la adolescencia es lo mismo, seguimos haciendo invisible a los más chiquitos. En La Cava trabajamos con 130 chicos que son invisibles. Nuestro objetivo es hacerlos visibles: primero, hacerlos persona, decirles ‘yo te escucho’. Segundo, considerarlos ciudadanos, restituirles sus derechos. Si esto no ocurre, el Estado está faltando a sus deberes, se transforma en un Estado que sostiene y mantiene la marginación”.

Por su parte, María Isabel Rego, de la Asociación Civil Madres de la Vida, conocida también como las madres contra el paco, compartió su propia experiencia: “La odisea empezó cuando tomé la decisión de enfrentar y ayudar a mi propio hijo. La droga te mata día a día. Es un genocidio silencioso. Mi decisión fue salir a pelearla. Ante la falta de dispositivos de salud, padres desorientados, hijos perdidos, nos organizamos para asesorar desde nuestra propia experiencia. Apoyamos los proyectos de ordenanza que se presentaron hoy porque encontramos un respaldo político a la lucha que encaramos. Hay un Estado ausente en esta problemática, hacen falta más iniciativas como éstas. En estos diez años no hemos visto avances importantes en la lucha contra la drogadependencia y el narcotráfico”.


Al finalizar, el senador Sebastián Galmarini, quien acompañó la presentación de Durrieu y elevará en la Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires un Proyecto de Solicitud de Informes para dar a conocer el estado de situación de las tareas de prevención y atención de adicciones en los distintos organismos del gobierno provincial, declaró: “Lo que queremos es aportar una serie de políticas que creemos que han funcionado en otras jurisdicciones, no solamente en Tigre, se ha implementado también en Olavarría, Junín. Lo que venimos haciendo es tomar medidas, tanto desde la incorporación del botón DAMA, botones antipánico, el mejoramiento de la capacidad operativa de los programas de seguridad locales. En este caso, el 0800-DrogaNO. Creemos que San Isidro tiene la posibilidad, los recursos y la capacidad para hacerlo. Esperamos que tomen las propuestas y las transformen en realidad”.

Entre los presentes estuvieron también el concejal Federico Gelay, compañero de bloque de Durrieu; la concejal Isabel Barreto, de La Matanza; el concejal Jorge Laviuzza, de Morón; Facundo Ocampos