El Municipio clausuró un espacio de educación clandestino para menores en Tigre

El lugar en Tigre centro no contaba con habilitación ni reconocimiento de la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP). Desde la comuna informaron que el sitio, además, carecía de normas de seguridad e higiene y a través de sus redes sociales, realizaba eventos nocturnos y convocaba voluntarios para dar clases.

Unnamed 2020 02 14t141011.318

El Municipio de Tigre clausuró un espacio de educación clandestino, radicado en el centro de la ciudad, al que concurrían más de 25 menores, de entre 2 y 11 años. La denuncia fue realizada por vecinos y desde la Agencia de Educación y la Subsecretaría de Control Urbano, dependiente de la Secretaría de Protección Ciudadana del distrito, se ejecutó un operativo de acción e inteligencia para detectar las anomalías.

“El sitio, llamado Amanecer, Educación Viva y Consciente, no contaba con habilitación municipal ni tenía reconocimiento como establecimiento educativo por parte de la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP), dependiente del Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires”, afirmaron desde la comuna.

Además, informaron que carecía de normas en materia de seguridad e higiene, y al momento del operativo se encontraron niños presentes sin personal docente a cargo, mientras de forma paralela se realizaban tareas de construcción y refacción con el objetivo de acondicionar el espacio para el comienzo del ciclo lectivo a partir del próximo 2 de marzo.

Unnamed 2020 02 14t141046.002

A través de sus redes sociales, el establecimiento, que cobraba una cuota mensual de $8.000, también promovía eventos musicales nocturnos, pidiendo a los interesados que soliciten la dirección de forma privada; y realizaba una convocatoria abierta, sin pedir ningún tipo de documentación legal, para brindar clases de: danza, arte, ciencia, carpintería y otras disciplinas.

“El Municipio de Tigre, a través de su área educativa en conjunto con la Dirección de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, realiza un seguimiento permanente de aquellas instituciones educativas de gestión privada para controlar que cumplan con los requisitos pedagógicos y edilicios, para de esa manera preservar la integridad física y mental de los niños”, definieron desde la comuna.

Al momento de la clausura se contó con el aporte tecnológico de la Secretaría de Protección Ciudadana, a través del uso de drones.