En estado de asamblea, el Banco Provincia no atendió al público la mañana del miércoles

De 10 a 12, los empleados de la entidad bancaria no prestaron servicio, en reclamo por el nuevo régimen de la caja de jubilaciones para los trabajadores de la entidad.

Las sucursales de Banco Provincia no prestaron atención al público hasta el mediodía de este miércoles 19. De 10 a 12 horas, los trabajadores de la entidad realizaron una asamblea en reclamo al nuevo régimen de jubilaciones establecido en la Ley 15.008.

Más allá de haber sido anunciado, el hecho provocó largas colas en las puertas de las sucursales del banco en la región. Esto se debe a que, si bien se había informado sobre la realización de la asamblea, las sucursales definían los horarios de interrupción del servicio para llevarlas a cabo. En el caso de la zona norte, en las sucursales se dio el paro durante las primeras dos horas de atención al público.

Además, el jueves 20 hará una movilización a La Plata para acercar a la gobernación y a la legislatura bonaerense un petitorio con firmas de trabajadores activos y pasivos solicitando que se de marcha atrás con implementación del nuevo régimen.

La ley eleva la edad en forma escalonada desde los 60 a los 65 años y establece un nuevo mecanismo de variación salarial. Aprobada por el parlamento bonaerense en diciembre pasado, establece que “tendrá derecho a la jubilación ordinaria el afiliado que compute treinta y cinco (35) años de servicios como mínimo y que hubiera cumplido sesenta y cinco (65) años de edad”.

“La aplicación de la nueva edad para jubilarse se realizará escalonadamente y de la siguiente manera: 61 años en 2020 y 2021; 62 años en 2022 y 2023; 63 años en 2024 y 2025; 64 años en 2026 y 2027, y 65 años desde 2028. De esta manera se achica el ducto en el pago de haberes al universo de pasivos”, habían explicado desde el ejecutivo provincial.

Por otra parte, la tasa de sustitución (el porcentaje del sueldo activo que percibe un jubilado) es otro de los puntos con los que los bancarios se encuentran en desacuerdo. Desde 2018, ese porcentaje bajará del 82 al 70 por ciento, de acuerdo a lo informado por la Provincia.