Encontraron arrollado por el tren en la estación Boulogne a un presunto femicida buscado por la policía

El hallazgo ocurrió en la noche del jueves, en esa estación del ferrocarril Belgrano Norte. Era buscado por el asesinato a puñaladas de su pareja, en la localidad de José León Suárez.

Abrieron Estacion Boulogne Belgrano Norte 3

El presunto autor del femicidio de una mujer de 56 años asesinada a puñaladas en su casa de la localidad de José León Suárez, en el partido de San Martín, fue encontrado muerto el jueves por la noche en la estación de trenes de Boulogne (San Isidro) al ser arrollado por una formación, y para los investigadores se trató de un suicidio, informaron fuentes policiales.

El cuerpo del hombre acusado fue hallado cuando era intensamente buscado como presunto autor de un femicidio por efectivos de la comisaría de José León Suárez y detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín.

Fuentes policiales informaron que el hombre murió arrollado por una formación del ramal Belgrano Norte y para los investigadores en principio se trató de un suicidio.

El asesinato a puñadas de la vecina de José León Suárez, de 56 años, había ocurrido horas atrás, y su pareja era buscada luego de haberse dado a la fuga (VER NOTA).

una nieta de la víctima, contó a la prensa que ella se encontraba en la casa junto a su bebé cuando ocurrió el hecho. “Estábamos comiendo cuando llegó Maxi, el hijo de ellos, y ella salió a darle plata para comprarse una zapatillas. Cuando se fue el hijo comenzaron a discutir y ella le pidió de buena manera que se fuera pero él le dijo que había perdido las llaves de su pieza y que no tenía a dónde ir”, relató al programa Cortá por Lozano de Telefé.

Luego llegaron la madre y la comadre de la víctima y ésta les contó que el agresor estaba “buscando la llave para irse”, pero él, en vez de retirarse, “se acostó en la cama y prendió un cigarrillo”.

“Al rato, ella salió a abrirles el portón a su madre y su comadre que se iban mientras él estaba arreglando una estufa con un cuchillo”, indicó.

Según la testigo, el hombre se dirigió hacia el portón cuando la mujer se quedó sola, tras lo cual, ella escuchó “gritos” afuera por lo que del miedo decidió quedarse “adentro con el bebé”.

“Antes del ataque, ella me dijo: ‘Apenas se vaya cerramos todo con llave hasta que venga Maxi porque tengo miedo que vuelva’”, recordó la nieta, quien detalló que el prófugo “ya le había levantado la mano” a la víctima y que en el último tiempo, desde que estaban separados, “eran todas peleas”.

“Él quería volver pero ella estaba firme que no quería volver con él”, señaló.

En tanto, Nilda, hija de la víctima, contó que el prófugo “siempre la amenazaba con que le iba a matar a uno de sus hijos” y que por ello la mujer asesinada no denunciaba los hechos de violencia a los que él la sometía. También contó que el sospechoso escapó a la carrera tras el ataque y que en la huida se le cayó el celular, el cual ya fue secuestrado.