Entre aplausos y vitoreos, vecinos de Vicente López reconocieron el trabajo de recolectores de residuos

El hecho ocurrió en la noche del miércoles, en la localidad de Olivos. Carlos Duarte, conductor del camión, expresó sus sensaciones luego del reconocimiento.

Recoleccion Vl

Desde el pasado viernes, vecinos de diferentes regiones del país reconocen mediante aplausos desde sus hogares al personal médico que actúa en las instituciones para atender los casos de coronavirus. Pero en la noche del miércoles 25, en Vicente López pasó algo particular: vecinos salieron a las puertas y los balcones para agradecerle a los recolectores de residuos su trabajo, entendiendo la importancia que requiere la salubridad en las calles como medida de prevención ante la enfermedad.

La situación ocurrió en la localidad de Olivos, a pocas cuadras de la Quinta Presidencial. Allí, decenas de personas esperaron a que pasara el camión de recolección y, cuando llegó, rompieron en aplausos y vitoreos para los trabajadores, que pararon en el lugar, agradecieron e incluso hasta filmaron la situación. Una vecina, además, se acerca a darles comida y bebida para quienes cada noche transitan las calles del distrito.

Los vecinos también grabaron la imagen, y QUE PASA tuvo acceso a ese material, donde puede verse a las personas agradeciendo a los trabajadores.

Luego de la situación, Carlos Duarte, conductor del camión, habló con este medio sobre las sensaciones que le produjo el grato reconocimiento. “Hace más de 25 años que trabajo de esto, y nunca me había pasado algo así. Fue realmente emocionante. Nosotros salimos a la lucha día a día, con frío, con calor, y ahora en esta situación particular”, expresó.

“Al principio no me di cuenta. Emociona eso y luego llegar a casa, y ver a la familia. Uno siente que aporta su granito de arena ante esta maldita desgracia que nos pasa como argentinos”, manifestó Carlos.

En ese sentido, el conductor indicó que “la gente está tomando conciencia de lo grave de la situación y que nosotros, los camioneros, somos protagonistas y si no abastecemos al país, o no recogemos la basura, no se puede vivir”.

“Hoy esto no se toma como un trabajo, sino como una necesidad vital para las familias, la mía, y las de todos, que necesita que estemos en la calle repartiendo medicamentos, alimentos y manteniendo limpias las calles de los barrios”, cerró Duarte.