Un guardia del COT salvó con RCP a un niño que se había ahogado

Ocurrió en la localidad de Don Torcuato, donde Luis Vidal realiza la custodia en la garita policial. Luego del trabajo cardiopulmonar, el menor fue derivado al Hospital de Pacheco, y se encuentra fuera de peligro.

El miércoles 20 de diciembre, una historia conmovió a los vecinos de Don Torcuato, cuando un niño de 2 años del barrio se estaba ahogando en la pileta de sus abuelos. Los vecinos se enteraron instantáneamente del hecho, y recurrieron a pedir ayuda a la garita policial del barrio, donde se encontraba Luis Vidal, agente del Centro de Operaciones de Tigre (COT).

Vidal dejó su lugar de custodia en el puesto de control y se dirigió al domicilio donde se encontraba el menor con signos de ahogamiento. Según relataron los vecinos a Que Pasa, el niño, que sufre autismo, se cayó a la pileta en un segundo. “El abuelo lo sacó sin signos vitales y morado prácticamente casi muerto Vidal hizo que se corrieran todos y empezó a practicarle por varios minutos RCP y respiración boca a boca”, contó María Rosa, vecina del lugar.

“No sé cuanto pasó hasta que el niño empezó a vomitar y un vecino lo subió al auto con la mamá y lo llevaron a la salita y desde ahí lo trasladaron al Hospital de Pacheco donde quedó internado con oxígeno y demás”, relató la vecina, que agradeció el gesto de valor de Vidal por sus redes sociales, y añadió que “los médicos dijeron a la familia que lo salvó la persona que le practicó RCP, ya que el niño vomitaba y vomitaba hasta llegar al nosocomio”.

“Gracias Sr. Luis Vidal, el ángel de la guarda del COT de la garita Policial en Don Torcuato, salvó a un niñito que se ahogó en un pileta, con RCP. El es el nuestro héroe. Por eso no quiero que siga siendo anónimo. Le ví las lágrimas cuando logró revivirlo”, contó la vecina, y cerró: “La familia vive pegada a mi casa, quise reconocer a Vidal porque los médicos dijeron que él lo salvo, hoy está en un sanatorio el nene por su obra social, pero fuera de peligro”.