Madygraf: un año de gestión obrera

Este 12 de agosto se cumplió un año de la ocupación y la gestión obrera en MadyGraf. Un repaso del conflicto y el testimonio de sus trabajadores.

 

La empresa Donnelley presentó su quiebra el 8 de agosto de 2014 y le fue concedida 3 días más tarde, algo que fue leído por muchos sectores sociales y políticos como una medida planificada, a la que le siguió el cierre prácticamente simultáneo de la imprenta, al considerar que no existían razones económicas ni productivas para semejante decisión.

La quiebra de Donnelley, y el posterior cierre en su planta de Garín, suscitó una fuerte controversia, debido a que se acusó a la empresa de provocar una quiebra falsa y se vinculó a la empresa con el fondo buitre NML, de Paul Singer.

El jueves 6 de noviembre del año pasado la Cámara de Diputados de la  provincia de Buenos Aires otorgó la media sanción a la expropiación de la empresa Madygraf (exDonnelley), gráfica de capital norteamericano que presentó quiebra, dejó a 400 familias en la calle y ahora es investigada por movimientos fraudulentos. Sus trabajadores tomaron la empresa y volvieron a producir bajo su gestión. Como cooperativa de trabajo, fue rebautizada, Madygraf, y  sus integrantes pidieron que sea expropiada sin indemnización a sus anteriores dueños.

A tan solo un año de existir se ha convertido en un emblema de lucha, organización y solidaridad obrera en el corazón del cordón industrial de la zona norte bonaerense y, en ese sentido, algunos trabajadores de la cooperativa dieron sus impresiones sobre la situación.

Martín Dirroco, en primer lugar, recordó que hace un año atrás, en la asamblea mediante la cual se decidió la ocupación de la fábrica, “se discutió el rol que íbamos a jugar de ahora en más, que no vamos a hacernos empresarios, sino que vamos a luchar para que ninguna familia quede en la calle y poner la fábrica al servicio de la sociedad. Así fue que se votó hacer 10 mil cuadernos para donarlo a los colegios del estado de la zona”.

Chelo, por su parte destacó: “Las palabras de los compañeros de Zanon fueron las semillas en lo más profundo de la conciencia, el desafío empezó, ahora estamos con mucha más fuerza, comprendimos más en la lucha que este sistema nos domina pero no nos sujeta.”

Por último, Hugo Padula, dijo: “A pesar de las barreras que tenemos a diario, los compañeros que estamos a partir del primer día de la experiencia, lo estamos llevando adelante con problemáticas cotidianas. Todos los días nos encontramos con cosas en las que salimos a la lucha con los compañeros para que no aflojen. Por suerte, los compañeros con los que arrancamos esta experiencia para todos nueva que crecemos día a día, estos compañeros siguen al pie del cañon con nosotros.”

A un año de la ocupación, y pese a que la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, los trabajadores reclaman la expropiación de la fábrica. Así lo enfatizaron en un comunicado:

“Reclamamos la expropiación para que sea gestionada por nosotros, los trabajadores. El proyecto de Ley presentado por el diputado bonaerense Christian Castillo, tiene media sanción de la cámara de diputados provinciales pero aún no fue tratado por el Senado. Solicitamos a los bloques del senado del FPV, del Frente Renovador de Massa y demás que sin más demora sea tratada y aprobada, y que de forma inmediata el gobernador Daniel Scioli la promulgue. Y que el Estado nacional, provincial y municipal nos provea de trabajos de impresión.”