A dos años del femicidio de Araceli, sus familiares marcharon pidiendo justicia

El martes 2 de abril se realizó una movilización, convocada por los familiares, amigos y allegados de la joven asesinada en abril de 2017 en San Martín. La causa tiene un único detenido por el crimen, Darío Badaracco.

Fotos: Nuevo Encuentro San Martín

El martes 2 de abril se cumplió un nuevo aniversario de la fecha de desaparición de Araceli Fulles, la vecina de San Martín que fue hallada muerta el 27 de abril de 2017. A dos años del hecho, la familia sigue reclamando justicia, y por eso realizaron una movilización hacia la plaza donde a la joven se la vio por última vez.

Fotos: Nuevo Encuentro San Martín

La marcha fue este mismo martes y partió desde Av. Márquez y 9 de Julio. Fue convocada por familiares, amigos, y allegados de Araceli, quienes piden, sencillamente, que la justicia avance con una causa que hoy tiene un único detenido, Darío Badaracco, y a los que se suman como imputados Hernán Badaracco (hermano de Darío), Carlos Cassalz, Marcelo Escobedo y Hugo Cabañas, como presuntos cómplices del femicidio de la joven.

“Queremos llegar a la verdad que todavía no tenemos”, señaló Ricardo, padre de Araceli, quien estuvo acompañado por otros familiares de víctimas de inseguridad en el distrito, que hicieron en la plaza un altar con velas para recordar a la joven.

Fotos: Nuevo Encuentro San Martín

La investigación, según denuncian desde la familia, estuvo llena de irregularidades: desde pistas falsas posiblemente plantadas por personal policial, falta de cuidado en las pruebas, hasta prejuicios por parte de investigadores y demoras en la correcta búsqueda de la joven.

Por este motivo, el principal pedido de la familia es “poder hacer el duelo en paz”, que se pueda avanzar con la causa judicial, y que Araceli finalmente tenga justicia. “Esperemos que en esta marcha podamos hacer un poco más de ruido, a ver si de una vez nos escuchan”, concluye Antonella, amiga de la joven.

Fotos: Nuevo Encuentro San Martín

VER TODAS LAS NOTAS SOBRE EL CASO ARACELI FULLES