Multitudinaria marcha pidiendo justicia por Araceli

Familiares, allegados y vecinos de Araceli Fulles, marcharon en silencio este lunes vistiendo remeras, camperas, buzos negros y llevando en sus manos velas blancas encendidas para pedir justicia por la joven de 22 años que fue estrangulada y enterrada en una casa de José León Suárez.

En la tarde del lunes 1ro de Mayo se realizó en José León Suarez una marcha del silencio por Araceli Fulles. Encabezada por la familia, una multitud caminó desde la avenida Márquez y 9 de Julio hasta la plaza donde la chica desapareció, el 2 de abril pasado.

“Reconocer a mi hija por los tatuajes fue lo peor que me pudo pasar en toda mi vida. Y ése [por Badaracco] no se merece vivir”, dijo a la prensa Mónica Ferreyra, mamá de Araceli, vestida con una remera negra y con la foto de su hija pegada al cuerpo. Apenas podía hablar. Cada vez que el dolor y las lágrimas le cortaban la voz, ella volvía a besar el cuadro con la imagen de la chica.

Desde la familia hubo críticas a la investigación judicial y el pedido de reclusión perpetua para todos los partícipes del femicidio.

La investigación

En la madrugada del domingo, Badaracco se negó a declarar ante la fiscal de San Martín Graciela López Pereyra, Héctor Scebba y Alejandra Alliaud.

Los otros seis detenidos si lo hicieron y todos rechazaron haber tenido cualquier vínculo con el secuestro o el homicidio.

Badaracco, de 29 años, está imputado por homicidio agravado, al igual que Jonathan y Emanuel Ávalos, Marco Antonio Ibarra y Carlos Damián Cassalz. En tanto, Hugo Martín Cabañas y Marcelo Ezequiel Escobedo están imputados por encubrimiento. La fiscalía dispuso que los siete sospechosos continúen detenidos.

Fuente: Télam / La Nación