Massa y De La Sota encabezaron un acto en La Rural

 

Allí, se autodefinieron como la opción “al bipartidismo trucho” y criticaron en duros términos las políticas económica y social de las administraciones kirchneristas.

 

Los precandidatos presidenciales del frente Unión por una Nueva Argentina, Sergio Massa y José de la Sota, encabezaron un acto con dirigentes de ambos espacios en La Rural y reivindicaron “la tercera posición” que representan ante “lo que quieren imponer algunos medios y sectores de poder”, en medio de un tenso clima de versiones que apuntan a que el diputado podría ser finalmente postulante a gobernador.

El encuentro, celebrado en uno de los salones de la Sociedad Rural, en el barrio de Palermo, significó para Massa un oasis en el final de una semana cargada de malas noticias, en la que continuó sin parar la sangría de dirigentes del Frente Renovador, muchos de ellos de regreso al kirchnerismo, y que tuvo a su precandidato a gobernador bonaerense, Francisco De Narváez, como protagonista del ataque a golpes contra el dueño de un portal de noticias.

Precisamente, una de las señales que se vio ayer fue el respaldo de Massa y De la Sota al empresario y político, con quien se sacaron una foto tras los discursos.

La otra señal del encuentro estuvo destinada a mostrar fortaleza y unidad en medio de la tormenta. Por eso, no extrañó que ambos precandidatos apuntaran a cuestionar la idea de que las elecciones presidenciales se encaminan a una polarización entre Daniel Scioli y Mauricio Macri.

“Sé que hay muchos dirigentes que tienen precio, pero hay muchos que tienen el valor de querer cambiar la realidad del país; por eso, con José, los queremos invitar a construir el sueño que tenemos para los argentinos”, arengó el ex intendente de Tigre, en uno de los pasajes más encendidos de su discurso.

Por su parte, el histórico dirigente peronista cordobés también salió al cruce de los supuestos malos augurios para su alianza con el líder del Frente Renovador. “Con Sergio Massa venimos hablando todos los días, los peronistas estamos acostumbrados a cambiar encuestas”, se entusiasmó.

En esa línea, De la Sota llamó a los dirigentes presentes a “romper el bloqueo que nos imponen con ese bipartidismo trucho y artificial que la patria no puede soportar más, y que todos los que la amamos no podemos admitir”.

Massa, en tanto, volvió a insistir en su idea de que “es mentira que hay dos veredas” porque “la Argentina tiene una ancha vereda del medio, que vamos a transitar entre todos”.

“No queremos volver a los 90, pero tampoco queremos seguir como ahora”, sentenció el diputado nacional, quien acusó de ser “funcionales al continuismo del presente” a los intendentes que en las últimas semanas emigraron del Frente Renovador.

“Vamos a acabar con la inflación en la Argentina para poder llegar a fin de mes”, prometió De la Sota. También dijo que va a corregir “los mínimos del impuesto a las ganancias, porque el sueldo no es ganancia”.

Massa, por su parte, habló de “construir una estructura tributaria progresiva”. Así, tras afirmar que “tenemos a jubilados y a trabajadores pagando impuestos, en algunos casos confiscatorios”, destacó que “mientras tanto, vemos que la renta financiera no se grava y que el juego tiene privilegios”, en alusión a la sociedad entre el macrismo y el kirchnerismo en la Capital.

Los precandidatos compartieron un café previo al encuentro en La Rural, en el que se analizó el presente de la alianza y los pasos por seguir rumbo a las elecciones. Según circuló en el massismo, en esa reunión comenzó a barajarse la idea de que Massa y De la Sota vayan a las primarias integrados en una fórmula. Desde el sector del gobernador cordobés se rechazó esa idea. “Nosotros vamos a las PASO”, dijeron.