Molle “Hay muchos que están esperando una renovación de verdad y no sólo de nombre”

matias molle

Conversamos con el candidato a intendente de San Fernando por el Frente Para La Victoria. La elecciónes del domingo, el peronismo, la tensión entre tradición y progreso, Amiero, su mirada sobre el futuro de San Fernando, en una entrevista para leer.

 

 

Matias, participaste de una interna intensa dentro del FPV de San Fernando, arrancando como el menos conocido y fuiste “la sorpresa”. ¿Crees que tenes posibilidades de ser “la sorpresa” el domingo 25?

Yo le tengo mucha fe a todo este proyecto. Se trabajó muy duro. Ya las PASO para nosotros habían sido unas generales. No podíamos ir a medias. Y después que ganamos tuvimos que intensificar el trabajo. Y creo que sí, podemos ser, para muchos, la sorpresa. Lo bueno es que para muchos podemos ser una grata sorpresa. Esa es la sensación que a uno lo alivia. Hay muchos que están esperando una renovación de verdad y no sólo de nombre en la política de San Fernando.

En el trabajo después de las PASO seguramente un primer objetivo fue consolidar el voto peronista. Tenías que convencer a los votantes de tus rivales dentro del FPV, con un oficialismo que, también viniendo de una tradición peronista, salió a disputarte ese electorado. ¿Cómo trabajaste esto?

Nosotros no cambiamos en ningún momento el discurso por esto. Siempre dijimos lo mismo. Si, uno lo que va viendo es que la mirada que trae uno, cuando te enconarás en el territorio, las prioridades se van modificando. En las encuestas todo el mundo dice que en San Fernando el principal tema es la seguridad. Pero para nosotros el principal tema fue la salud. Y si escarbo un poco más, el principal tema es la distancia que se produjo entre la política y el vecino, la gestión y el vecino. Entonces fuimos trabajando por ahí. En lugar de presentar 100 propuestas, quisimos transmitir una visión de ciudad. Obviamente con fundamentos políticos. Nosotros queremos ir para éste lugar y todas las decisiones que tomemos la vamos a tomar dentro de esta visión. Y esta visión es peronista, es absolutamente kirchnerista. Entendiendo el kirchnerismo como la mejor actualización del peronismo. Entonces, el discurso no hubo que modificarlo, sino que simplemente necesitaban conocernos muchos compañeros que no habían estado con nosotros.

Y mas allá de los votos del FPV, la ambición de disputar la intendencia te lleva a tener que acortar los 10 puntos que los separó del Frente Renovador.  Y, seguramente, habrás identificado sectores con disconformidades, o sectores donde puedas generar alguna empatía particular, o que podías llegar de una mejor manera en esta etapa. ¿Qué votos saliste a buscar para alcanzar a Andreotti?

Nosotros fuimos, que no lo habíamos hecho antes de las PASO, a todo lo que es clase media, media alta, empresarios, comerciantes, Cámaras que nuclean a empresas o industrias. Porque ahí veíamos que hay una gran dificultas que es pensar una ciudad con una visión estratégica. El otro día me junté con madereros, dueños de aserraderos. Son uno de los principales sectores de San Fernando, quizás el más pujante de todos. Con 6 mil puesto de trabajos directos y unos 10 mil entre directos e indirectos, y me decían que no tenían diálogo con el municipio. Por eso, ahí no hay un problema de propuesta concreta, sino del grado de involucramiento con un sector de San Fernando, el nivel de diálogo que vas a tener que construir. Yo les decía que para mí son socios estratégicos en el desarrollo de San Fernando. Si no lo veo así es que estoy viendo una ciudad para los próximos 6 meses y yo estoy viendo un San Fernando para los próximos 10 años. Yo como Estado los tengo que potenciar porque son los que van a generar trabajo. Y si las industrias y las empresas generan trabajo voy a tener una ciudad más ordenada, con menos problemas sociales. Y me tendré que ocupar que haya educación para que los chicos de San Fernando  estén capacitados para ocupar esos trabajos, sino los van a ocupar de otros distritos. Con esto, que parece simple, de sentido común, fuimos a hablar con empresarios y también con sindicatos. Yo quiero que los sindicatos estén pensando con nosotros cuando pensemos la educación. Quiero que todos sean protagonista. Fuimos a buscar a esos sectores con este discurso y tuvimos muy buena recepción.

Junto un par de cosas. Muchos de los de los que fuimos vecinos de San Fernando y lo transitamos cotidianamente, valoramos esta cosa de pueblo que tiene esta ciudad. Y se está dando alguna tensión entre el San Fernando mas tradicional y algunas formas mas “modernas” en este último tiempo. Lo sumo a que  viniendo para acá vi un cartel que llamaba a votar por Andreotti diciendo “Para que San Fernando no vuelva a ser un pozo entre San Isidro y Tigre”. Sin dudas se está abriendo una discusión sobre la identidad de San Fernando.¿Qué pensas de esto, que pensás de esa tensión entre tradición y progreso en la ciudad?

Yo no creo que San Frenando haya sido un pozo. Me parece que eso es mas un slogan que te quiere proponer una discusión que no está en el sanfernandino, porque no creo que sienta haber estado en un pozo en comparación con San Isidro o cualquier otro lugar. Si siente que está en un pozo es porque no siente que la política o la gestión se esté ocupando de él. Esa es una discusión armada en una oficina de marketing. Si creo que hay que volver a reconstruir la identidad de San Fernando. En estos últimos 4 años creo que la estética que le quisieron imponer a San Fernando, no es de San Fernando. Que hayan llenado a San Fernando de palmeras, y no tengo nada contra las palmeras, pero no es una estética propia de una ciudad del conurbano de zona norte, teniendo otro tipo de clima de plantación. Y eso es un ejemplo. Pero si me interesa dar una discusión de cuál es la identidad, qué significa esto de ser pueblo, de ciudad con alma de pueblo. Esa es la identidad de San Fernando. Si nosotros ponemos un parque industrial ¿estamos rompiendo con esa identidad? ¿Queremos ser una ciudad que no se anime al desarrollo, queremos ser una ciudad que mantenga costumbres como tomar el mate en la puerta de la casa? Esa es una discusión muy interesante porque esta la discusión que se da entre tradición y progreso. Pero la tenés que dar con la gente. Gregory Bateson decía que el mapa no es el territorio. Esto no se trata de funcionarios en la oficina armando planes estratégicos. Una cosa son los planes que puedas armar en un escritorio y otra cosa son los accidentes y la riqueza que tiene un territorio. Yo quiero que podamos pensar desde el territorio.

Sos yerno de una figura ineludible en la política local. Amiero fue intendente más de una década. Vos lo enfrentaste en la interna y también desde sectores del andreottismo buscan remarca esa filiación apostando a que te juegue negativamente. ¿Cómo te manejaste con esto?

Yo, la verdad, no le di mucha bola a la discusión porque degrada a la política, es una invitación a que te corran de la agenda. Si yo me presto a esa discusión, no estoy discutiendo los proyectos de San Fernando. Cuando uno dice que acá el presupuesto está ejecutado por cuatro personas, y lo digo con nombre y apellido, Luis Andreotti, Juan Andretti, Alicia Aparicio, Santiago Aparicio, no estoy haciendo una crítica a la familia, estoy haciendo una crítica a cómo la política se cierra sobre si misma. Para nosotros la política es apertura contante y vemos que del otro lado $1200 millones, el 80% lo ejecutan 4 áreas cuyos responsables son esos nombres, no estoy haciendo un problema de que sean familiares, lo que estoy diciendo es que no están abriendo el juego. Porque no hay equipo, lo que se ve es eso. Yo tampoco quise ponerme a discutir sobre gestiones pasadas, ni siquiera de los últimos 4 años. Parte de un diagnostico de donde nos encontramos hoy para pensar lo que hace falta. No me concentré en lo negativo de esta gestión. Eso no me gusta. Cada uno habrá hecho cosas bien y mal. Yo me quiero parar en lo que está bien hecho, para adelante.

Has tenido un apoyo del gobierno nacional y provincial particular, superior al de otros candidatos de la región. Scioli vino 2 veces a San Fernando, 2 veces Anibal, la presidenta realizó con vos una video conferencia. ¿Por qué crees que se ha dado este apoyo especial con tu candidatura?

A mi me gusta pensar que soy parte de un proyecto. Y me tuvieron en cuenta como una pieza parte de ese proyecto y que se hizo lo que cualquiera de nosotros hace con otros compañeros: dar una mano, empujar. Todos nos sentimos una piecita de un engranaje mayor con horizonte similar. Yo soy funcionario nacional, y donde estuve di cuenta de que realmente soy parte del proyecto y no es una cuestión de cargos. Cuando hubo que poner la cara y el lomo, y generar una modernización en un organismo como el RENAR lo hicimos. Entonces lo que conducen también empiezan a apostar.

¿Como ves la elección nacional?

La veo muy bien. No soy muy amigo de las encuestas, pero lo que escucho en la calle, en las charlas, en las caminatas… y todos lo votan a Scioli. Es impresionante. Hay mucha confianza. Creo que va a ganar en primera vuelta.

Para alguien que llegó con tan bajo nivel de conocimiento, estar cerca de Andreotti el domingo, va a ser una gran elección. ¿Tu decisión de disputar la intendencia, de ser parte de un proyecto que dispute seriamente San Fernando, se mantiene mas allá del domingo?

Si, por supuesto. Como le dije a mucho de los compañeros, nosotros ya ganamos. Sea el resultado que sea. Consolidamos un proyecto en San Fernando. Y los proyectos no tienen fecha de vencimiento. Vamos a seguir trabajando, somos consciente de que es lo que falta. Conocimos muchísima gente que abrió sus puertas, su corazón. Mucha gente muy valiosa que son los liderazgos sociales que estamos necesitando para reconstruir comunidades. Porque lo que está en juego acá, mas allá de las propuestas concretas, son las comunidades. Tenemos que reconstruir los vínculos. Si no tenemos vínculos sólidos hasta las mejores ideas son inaplicables. Necesitamos liderazgos sociales y ha surgido muchísimo en los barrios el vecino que se compromete sin pedir nada cambio. Tiene gana de trabajar para el vecino, para su barrio, Porque vio a Néstor hacer una vez algo, porque Cristina alguna otra cosa y le surgió esta necesidad de estar en política y jugársela. Lo nuestro va para largo.