Por el calor y la humedad hay más mosquitos en la ciudad: refuerzan campañas de prevención del dengue

Vecinos percibieron en los últimos días un aumento de la cantidad de mosquitos que aparecieron en espacios públicos y verdes de los distintos municipios de la zona y desde las comunas explicaron que tiene que ver con una cuestión estacional.

Mosquito Dengue 8293

El verano es la época del año donde la proliferación de mosquitos es mayor, y si a eso se le suman las lluvias de las últimas jornadas y el clima húmedo, el crecimiento de este tipo de insecto se incrementa notoriamente, algo que se encuentra dentro de un marco de normalidad teniendo en cuenta las temperaturas, pero que llama a reforzar las medidas de prevención que hay que tener frente a la transmisión de algunas enfermedades como el dengue.

Vecinos percibieron en los últimos días un aumento de la cantidad de mosquitos que aparecieron en espacios públicos y verdes de los distintos municipios de la zona y desde las comunas se intensificaron las campañas de fumigación, descacharreo y prevención ante el dengue, el zika y la chikungunya.

Consultados por QUE PASA sobre esta “invasión” que percibieron vecinos en los últimos días, los titulares de las áreas de Espacio Público de San Isidro y de Investigación y Cuidado de los Recursos Naturales de San Fernando explicaron este fenómeno.

“No hay proliferación de mosquitos, lo que hay es una época de calor con mucha lluvia, y la humedad lo que hace que haya un aumento de la presencia de los mosquitos, pero no se trata de una invasión, ni nada raro. Es una cuestión normal y estacional”, explicó Leandro Martín, subsecretario de Espacio Público.

Frente a la aparición de estos insectos, y la posibilidad de que se puedan dar mayores posibilidades de contagio de dengue, Martín aclaró que “no todos los mosquitos son malos” y que “el dengue tiene particularidades que otros no tienen: se crían en agua estancada, limpia, y no precisamente se aumenta su aparición con el fenómeno de mayores lluvias”.

En este sentido, desde San Fernando, Gabriel Tato sostuvo que “con el calor de los últimos días no es que hay más, sino que estamos volviendo a la normalidad, atravesamos un período muy seco en lo que fue primavera y principios del verano, entonces hubo muy pocos.”

“No necesariamente este fenómeno tiene que ver con el Aedes Aegypti, que es el vector transmisor del dengue. Sí con los culex o el mosquito charquero, que son los que normalmente abundan en esta zona”, detalló.

Además, ambos coincidieron en que, debido a la época de verano, es imprescindible reforzar la prevención individual para evitar los criaderos de mosquitos, particularmente del Aedes Aegypti, y también aseguraron que desde las comunas se intensificaron campañas de concientización, como así también de fumigación en espacios públicos y descacharreo de autos.

Recomendación para la prevención contra el dengue:

– Mantener el hogar limpio (sacar los residuos en el horario que corresponde).

– Descacharrizar: eliminar o tapar recipientes que puedan contener agua estancada. Desde una tapita de gaseosa hasta un neumático con agua al aire libre. Estos objetos pueden dar lugar al mosquito para que deposite huevos y se reproduzca.

– Poner boca abajo baldes, palanganas y bidones.

– Descartar los recipientes sin uso y embolsar los residuos destruyendo las chatarras.

– Mantener cloradas y limpias las piletas de natación (de material o lona).

– Cambiar el agua día por medio de los floreros.

– Aplicar repelente de mosquitos si la persona se encuentra al aire libre.

– Usar mosquiteros en los domicilios.

– Vaciar colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia.

¿Cómo se transmite el dengue?

El mosquito hembra del género Aedes Aegypti es el principal vector del virus del dengue. Se lo reconoce fácilmente por la presencia de manchas o lunares blancos en sus patas negras.

El mosquito se infecta con el virus al succionar sangre de una persona enferma. En el interior de su intestino el virus se replica y luego se extiende hasta las glándulas salivales en un período de entre 8 y 12 días. Posteriormente, al picar a un humano susceptible, transmite la infección. Cabe destacar que el mosquito permanece con la capacidad de infectar por el resto de su vida y puede picar a varias personas.

Los síntomas son fuerte dolor de cabeza, dolores articulares y musculares, dolor abdominal y, a veces, fenómenos hemorrágicos.

Como no existen vacunas para esta enfermedad, la principal medida de prevención es evitar la formación de criaderos de mosquitos (vectores de la enfermedad).

SOS VECINO DE ZONA NORTE Y QUERÉS RECIBIR GRATIS LAS NOTICIAS DE TU BARRIO POR WHATSAPP – Acá dice cómo