San Isidro pidió la prórroga de la emergencia en seguridad

El Concejo Deliberante votó el pedido a la provincia.

En la tarde de hoy, el Concejo Deliberante de San Isidro volvió a discutir en torno a la problemática de la seguridad, haciéndose eco de un reclamo permanente de gran parte de los vecino del distritos.

Esta vez, el debate fue propiciado por un proyecto presentado por el presidente del cuerpo, Carlos Castellano, donde se solicita al gobierno de la Provincia de Buenos Aires que prorrogue la Emergencia en Seguridad decretada en abril del 2014 y finalizada a comienzos del mes en curso.

En su presentación, Castellano reclama que la emergencia sea prorrogada “hasta tanto cada uno de los municipios cuente con la dotación de policías provinciales suficientes para atender en forma adecuada la prevención y represión del delito” y señala que “los alcances fijados por el Decreto de Emergencia referidos a la inclusión social no han sido resueltos”.

En sesión, el concejal del sciolismo, Fabián Brest, se opuso afirmando que era un proyecto de tinte electoralista y argumentó que la emergencia de seguridad no debía prorrogarse porque había cumplido los objetivos propuestos reflejados en los 25.000 nuevos agentes (10.000 policía bonaerense y 15.000 policía municipal) y los 3300 nuevos móviles. El concejal afirmó a QUE PASA que San Isidro tendrá 338 agentes para policías para la municipal, de los cuales, en mayo egresarán los primeros 98 y estimó que a diciembre de 2015 se llegará a los 300. También mencionó los 35 patrulleros del CPC y otros 10 que el Ministro Granados entregará en Mayo.

Marcos Hilding Ohlsson de Con Vocación por San Isidro reconoció “cambios positivos” y observar “mas movimiento” con marcó con el CPC pero aclaró que apoyarían el proyecto ya que continúa la emergencia en seguridad.

“La seguridad es un tema complejo. Y de lo único que se habla es de mas patrulleros, mas cámaras. Pero no se habla de un plan concreto de seguridad, ni municipal ni provincial. Tampoco se habla de otras cosas que tienen que ver con la seguridad como la violencia de género” afirmó Marcela Durrieu del Frente Renovador. La concejal también marcó que “se regalan patrulleros al Municipio de Pringles, como si acá no los necesitáramos  y ahora le pedimos la Emergencia al Gobierno de la provincia” (Ver Nota).

Desde el oficialismo, Andrés Rolón denunció que no hay en la calle la cantidad de efectivos que se declara y que las 35 camionetas del CPC no circulan haciendo que “todos los días móviles del programa de Cuidados Comunitarios tienen que salir a cubrir al CPC”. “Estamos pidiendo que se prorrogue hasta que haya la cantidad de efectivos suficientes” enfatizó el concejal.

Federico Gelay del Frente Renovador, acompaño el proyecto pero criticó la falta de articulación entre el Municipio y la provincia. El relato oficial dice que en San Isidro tenemos 130 móviles, pero la asignación municipal para que esos móviles funcionen, según el presupuesto, es de 60″ .

“La seguridad es la principal preocupación del vecino de San Isidro” afirmó Leandro Martín del FPV quien recordó que el gobernador Scioli había expresado las razones por las cuales no necesitaba continuar con la herramienta política y administrativa de la Emergencia y no era competencia de los concejales determinar a cuales herramientas de gestión debía recurrir la gobernación. “En este año se cumplieron los beneficios de la emergencia en seguridad y San Isidro ha recibido parte de los beneficios.

Finalmente, también del possismo, Pablo Fontanet afirmó que “no cambiaron las causas que motivaron la emergencia” por lo cual debía prorrogarse.

Este proyecto fue aprobado por mayoría en la sesión legislativa con los votos en contra de los 4 concejales del FPV, Marcela Durrieu del Frente Renovador y Ester Fandiño.