Vuelve Tecnópolis

Se inaugura mañana la exposición de arte, ciencia y tecnología abre este fin de semana y se prolongará luego de las vacaciones de invierno. Un gigantesco acuario, una exposición interactiva de videojuegos y un homenaje al rock, las principales novedades.


Tecnópolis



La exposición de videojuegos más grande de América latina; un acuario con especies del Mar Caribe, pero también del río Paraná y del Mar Argentino; proyecciones y hologramas sobre fútbol, básquet y otros deportes que apasionan a multitudes; una fábrica de música donde se pueden ejecutar instrumentos hechos con materiales reciclados; la evolución del hombre desde sus orígenes y una ambiciosa exposición sobre rock argentino convivirán a partir de este fin de semana en Tecnópolis, la megamuestra de ciencia y tecnología que dejará inaugurada mañana la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Se trata de la tercera edición, cuya consigna será esta vez “El desafío del conocimiento”. Se extenderá durante las vacaciones de invierno y luego hasta noviembre, con entrada libre y gratuita.
Las novedades que este año ofrece Tecnópolis se suman a sus productos más exitosos: Tierra de Dinos, con casi cuarenta réplicas robotizadas de dinosaurios en tamaño real –este año hay diez ejemplares nuevos, entre ellos un diplodocus de 35 metros de largo– y El asombroso mundo de Zamba, con su miniparque temático, un tobogán panorámico y una plaza que homenajea a la Asamblea del Año XIII.
La muestra se iba a inaugurar hoy, pero la lluvia obligó a postergar todo por un día. Entonces estará abierta al público a partir del sábado y no de mañana, como estaba previsto. Está emplazada en el predio de más de 50 hectáreas de Villa Martelli, el mismo lugar que ya recorrieron ocho millones y medio de personas en las dos ediciones anteriores.
De acuerdo con los anuncios, hay espacios que podrán disfrutarse en familia, los padres con sus hijos, aun cuando estos sean adolescentes. Es el caso de la Zona Videojuegos, donde se expondrán desde las primeras consolas, con los juegos más antiguos, hasta las de última generación. Allí, los padres y madres podrán mostrarles a sus hijos a qué jugaban hace tres décadas, cuando eran más jóvenes y los juegos electrónicos eran una novedad. Inclusive podrá haber desafíos porque –prometen– los equipos estarán habilitados para su uso.
Otro espacio que compartirán distintas generaciones es Rockópolis, un homenaje al rock argentino, género que ronda el medio siglo de vida. La exposición incluye la evolución de las distintas bandas, desde la época del vinilo hasta el Mp3.
La megamuestra contará en total con más de cien espacios con áreas artísticas, científicas y tecnológicas. Participarán al menos 134 empresas privadas, muchas de las cuales serán expositoras con distintas propuestas e intervenciones para los visitantes. También está prevista la participación de la República Federativa de Brasil, con dos grandes pabellones propios, donde el principal socio comercial argentino presentará sus avances científicos y tecnológicos, así como en agricultura, turismo y software.
Tecnópolis estará organizada en diez zonas. A las ya mencionadas se agregan:
– Haciéndonos Humanos. Un espacio referido al origen y la evolución de los seres humanos, hasta la actualidad y las características que comparten con otras especies.
– Zona Videojuegos. Se trata de un lugar para conocer uno de los sectores de las tecnologías de la información y la comunicación con mayor empuje en la Argentina, de la forma más entretenida: jugando. Habrá torneos, concursos, talleres, lanzamientos y conferencias, junto a una red de computadoras y consolas para jugar sin necesidad de comprar fichas o pagar por tiempo de uso. El espacio fue montado en conjunto con la empresa telefónica Personal. Contará con la exhibición internacional Game On, un área de juegos con lo último en consolas, PC de alta gama y dispositivos celulares con juegos de distintos géneros.
– Pasiones Argentinas. Un espacio interactivo dedicado a los aficionados a los distintos deportes populares, presentados con tecnologías de última generación. También se promete la presencia de algunos de los máximos ídolos nacionales de esas disciplinas.
– Ciencia para Todos. Los juegos matemáticos diseñados por Adrián Paenza comparten espacio con un laberinto láser, la casa anti-física, bicicletas cuadradas, un metegol robotizado, los inventos de Leonardo Da Vinci y un simulador que descompone la materia.
– Fábrica de Sonidos. Se trata de una propuesta preparada por El Choque Urbano, donde el público podrá interactuar con músicos y bailarines y ejecutar todo tipo de objetos reciclados del desuso cotidiano: baterías gigantes, paneles sonoros con bocinas, túneles de barriles y muchos objetos más invitan a entregarse al ritmo.
– Madre Tierra. Es un paseo dedicado a los aspectos más interesantes de la agroindustria: desde cómo funciona la ingeniería genética hasta la composición del suelo, la germinación de semillas, el nacimiento en vivo de pollitos y el despliegue de una poderosa cosechadora.
– Acuario Argentino. Se trata de una de las grandes novedades de esta edición de Tecnópolis. Los visitantes pueden encontrar allí una gran variedad de peces marinos y de agua dulce provenientes de distintas regiones del país y del mundo: desde el Mar Argentino y el río Paraná, hasta Africa, Asia y la zona de la Amazonia. Con su red de tanques y túneles de acrílico, ambientados de acuerdo con los ecosistemas de cada especie, el público podrá navegar y sumergirse en cada uno de esos espacios.
– Rockópolis. En este espacio, además de presenciar conciertos y recorrer la historia de las distintas bandas y álbumes de ese género popular, se podrá cantar en un karaoke con músicos reconocidos y recorrer el museo de personajes de Peter Capusotto y sus videos.