Ampliaron las plazas para internos de la Unidad 47 de San Martín

La inauguración de las obras fue presentada este viernes por el presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof, y el intendente Fernando Moreira, quien estuvo en el penal ubicado en la localidad de José León Suárez.

Dsc00931

Esta tarde, en el marco del Plan de Infraestructura Penitenciaria de la provincia de Buenos Aires, se inauguraron nuevas plazas para los internos de la Unidad Penitenciaria N°47, ubicada en la localidad de José León Sua´rez, en el partido de San Martín.

Las obras en el complejo incluyen 64 plazas en el sector de pre-egreso, y divididas en ocho casas nuevas, donde se alojan los internos que cumplen sus últimos meses de condena.El intendente de San Martín Fernando Moreira estuvo en la Unidad 47 y explicó que “las plazas están destinadas a personas privadas de la libertad que están cerca de terminar su condena, tienen módulos especiales para acompañarlos y prepararlos para el momento del egreso”.

En la Unidad 47 de San Martín también estuvieron el subsecretario de Política Criminal, Lisandro Pellegrini; y el jefe del Servicio Penitenciario, Xavier Areses, quienes se sumaron a la conferencia simultánea que se hizo desde otras unidades y desde la Quinta de Olivos, donde el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof presentaron nuevos programas para los espacios carcelarios.

Desde la Provincia, informaron que el Plan de Infraestructura Penitenciaria cuenta con una inversión de 800 millones de pesos, y prevé la edificación de un total de 1350 nuevos lugares de alojamiento para fines de este año. El proyecto tiene el objetivo de construir pabellones, salones de usos múltiples, escuelas y centros de salud.

Además, el Gobierno nacional destinó los fondos para la construcción de 15 nuevos hospitales penitenciarios de 382 metros cuadrados; con 24 habitaciones individuales, ocho baños, servicios de laboratorio, salas de rayos, ecografías y mamografías, camas de terapia intensiva, y unidades de diálisis.

“Nosotros asumimos con una huelga de hambre por falta de suministros, y planteamos una política de inversión, políticas sanitarias y educativas, de priorización en formación en oficios, y para garantizar condiciones humanas”, destacó Kicillof.

“No podemos seguir mirando impávidos las condiciones de hacinamiento en que están hoy las cárceles”, señaló el presidente y cerró: “El encierro debe tener límites éticos y no puede haber más penuria que esa”.