Acusan a un cura del Colegio Newman por “situaciones irregulares” con los alumnos

Luis Lenzi fue separado de sus tareas mediante un comunicado emitido por la institución días atrás. El cura sostuvo que "no ha pasado nada grave" y e trata de un hecho "confuso y triste".

Otro caso sobre el tratamiento con alumnos sacude al Colegio Cardenal Newman de San Isidro. Luego de las denuncias de abuso contra un exalumno, Rufino Varela, ahora Luis Lenzi, cura del Colegio, fue despedido por “situaciones irregulares” que tuvo con los alumnos, mediante un comunicado emitido por la institución. Lenzi negó la acusación y afirmó que durante su período en la entidad “no pasó nada grave”.

La misiva, firmada por el director del colegio Alberto Olivero, sostiene que “luego de haber tomado conocimiento de situaciones irregulares que tuvieron lugar en espacios abiertos y que fueron advertidas por personal del colegio, se ha decidido su apartamiento”. La denuncia contra el cura fue hecha por una empleada de limpieza del colegio, quien afirmó ver a Lenzi despedirse de alumnos con una palmada en la cola.

En una conversación telefónica con el Diario de Cuyo, Lenzi afirmó: “No ha pasado nada grave y absolutamente nada con ningún chico de todo lo que se pueda pensar. Pero hay detalles prácticos de los que prefiero no hablar. No ha pasado nada grave para mí, pero espero que un poco se decante el momento”.

Sin embargo,  la Orden de Predicadores, entidad que nuclea a los Frailes Domínicos del país, a la que también pertenece Lenzi, también emitió un comunicado firmado por el Fray Javier María Pose en el que informa que “fray Luis Lenzi ha sido apartado preventivamente de toda tarea pastoral en relación con menores”.