Comenzó caliente el HCD de Tigre

Después del discurso del Intendente Zamora tuvo lugar la primera sesión del año. El oficialismo aprobó la Rendición de Cuentas del 2014 en un recinto colmado por militantes del massismo que con gritos y agravios no permitieron la expresión de concejales del kirchnerismo.

En la tarde del viernes tuvo lugar la primera sesión ordinaria, del Honorable Concejo Deliberante (HCD) de Tigre, después del discurso de apertura por parte del intendente Julio Zamora.

En la sesión se aprobó la rendición de cuentas correspondiente al ejercicio financiero del año 2014.  el presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Compras, Rodrigo Molinos sostuvo al respecto:“El 90% de los recursos son de origen municipal, donde se destinan más de 90 millones de pesos en seguridad y más de 100 en educación. El gobierno municipal a cargo de Julio Zamora hace hincapié en estos temas, para que los vecinos de Tigre no sean perjudicados por la actitud obstruccionista de parte de Provincia y Nación. Ellos saben que nosotros defendemos todos sus derechos y vamos a hacer los reclamos pertinentes a todas y cada una de las dependencias gubernamentales”.

“Es un presupuesto histórico para Tigre, donde se han destinado más de 2000 millones de pesos en distintas obras, programas y servicios, supliendo en muchos casos las omisiones del gobierno provincial y nacional” agregó Molinos, presidente de la bancada del Frente Renovador.

Además de la rendición de cuentas, el HCD aprobó un pedido de esclarecimiento de la muerte del fiscal Nisman, el rechazo de la designación del juez Carlés a la Corte Suprema, y una adhesión al reclamo de los docentes de SUTEBA que se encuentran sin cobrar su sueldo.

Gritos y agravios hacia el kichnerismo

El recinto colmado por la militancia del Frente Renovador, convirtió al Concejo Deliberante en las gradas de un estadio de fútbol, dificultando el normal desarrollo del debate legislativo. Los gritos de la barra tapaban la locuciones del los concejales opositores que terminaron yéndose antes de finalizar la sesión.

Terminada la sesión, el concejal del FPV, Federico Ugo se refirió a lo sucedido:

“Fue una sesión autoritaria y bochornosa. No dejaron entrar a nuestros compañeros, que con invitación en mano quedaron parados en la puerta. Llenaron el recinto de público massista que no paró de gritar e insultarnos hasta que nos retiramos de la sesión”.

“Quisieron hablar de Nisman, del Juez Carlés, pero no quisieron debatir sobre los problemas de Tigre. Pretendieron aprobar todo sin discusión y me cortaron el micrófono para que no pueda expresarme. Le tienen miedo a la democracia” lanzó el edil del FPV, que compartió en redes sociales un video del final de la sesión (link al video).
Ver también:

“Queremos que Tigre se convierta en modelo de ciudad plural, amigable e innovadora”