Con una barrileteada en Zona Norte, Madres del Dolor recordó a las víctimas de accidentes de tránsito

El encuentro se llevó a cabo en Paraná y el río, en el límite entre Vicente López y San Isidro.

Barrileteada

El domingo por la tarde, se realizó en Paraná y el río, en el límite entre los municipios de San Isidro y Vicente López, la actividad de la ONG Madres del Dolor, en la que se remontaron decenas de barriletes “para que los mensajes lleguen a los seres queridos”. Allí, su presidente Viviam Perrone, reflexionó “con mucha tristeza” sobre un nuevo Día Internacional de las Víctimas de Tránsito.

Perrone pidió que los “futuros ministros de Transporte y Justicia” concedan una audiencia para avanzar en medidas de prevención de los siniestros viales y de atención a las víctimas.

“La primera reflexión es que sentí mucha tristeza al encender el televisor y ver la cantidad de hechos viales ocurridos por consumo de alcohol o droga y por una velocidad imprudente” en el manejo, dijo a Télam. “Sabemos que los accidentes viales son la primera causa de muerte entre los jóvenes de 5 a 29 años, pero lo que no entiendo es por qué no se está haciendo lo necesario para salvar vidas”, agregó.

“Existe la ley de Víctimas que nos da derecho a las víctimas viales, y el Observatorio de Víctimas que nos une, pero no queremos más víctimas, queremos prevención”, subrayó.

Perrone atribuyó la alta la tasa de siniestros viales a una “falta de responsabilidad de los conductores, que usan el celular, toman alcohol o ingieren algún tipo de estupefacientes; y por otro lado el Estado y de los municipios, porque faltan controles”.

“Es increíble que siga muriendo casi una persona por hora en Argentina por hechos viales; y no escuche a ningún futuro dirigente hablar de este flagelo, como lo llama la Organización Mundial de la Salud” (OMS), puntualizó.

Las Madres del Dolor “quisiéramos hablar con los futuros ministros de Justicia y de Transporte para pedirles que siga funcionando el Observatorio de Víctimas, y saber qué tipo de medidas preventivas adoptarán”.

Según la OMS, cada 24 segundos se registra una muerte en rutas del mundo, esto significa 1,35 millones al año, según el organismo internacional, que agregó que el “13% de esos decesos ocurren en los países de renta baja, pese a que en ellos sólo incluye el 1% del parque vehicular”.

En su informe, el organismo sanitario internacional apuntó también que los países desarrollados tienen el 40% del total de automóviles con apenas el 7% de los muertos por siniestros viales en todo el mundo.

“Nuestra ONG está haciendo todo lo necesario para salvar vidas, pero no sabemos qué hace el Estado”, señaló Perrone.

En tanto, el presidente de la ONG Luchemos por la Vida, Alberto Silveira, advirtió que “189.810 muertos en 25 años no es sólo un número”, ya que se trata de víctimas que “tienen rostros e historias”.

“Esos números son seres humanos que ya no están”, remarcó en la web de la ONG,

“Cada día del año veinte personas mueren en el tránsito en Argentina. Son afectos, proyectos, contribuciones a la sociedad, perdidos. Son sufrimientos indescriptibles para aquellos que los aman, a quienes les cambió la vida para siempre”, insistió.

Silveira coincidió con Perrone en que “la seguridad vial debe afirmarse como una cuestión de política de Estado; por medio de esfuerzos coordinados y decisiones mancomunadas por las autoridades nacionales, provinciales y municipales, responsables del tema”.

Por ello reclamó “en forma urgente multiplicar los controles en calles y rutas; que aseguren la vigencia práctica de la ley; legislar los delitos contra la seguridad vial y la reducción de las velocidades máximas y una adecuada preparación y otorgamiento responsable de las licencias de conducir en todo el país”.

Además reclamó “que la educación vial sistemática y continua sea una realidad en los programas de estudio; realizar una planificación urbana que posibilite un tránsito fluido y ordenado y se concreten las inversiones necesarias para lograr un transporte público seguro y eficiente”.

“Ninguna guerra, ni catástrofe, ni desastre natural ha producido semejante tragedia en nuestro país”, subrayó Silveira.

Fuente: Télam