”Los dirigentes no se ponen en nuestro lugar”

Una nueva marcha por la ‘impunidad’ se desarrolló en el centro de Tigre por el esclarecimiento de las muertes de mujeres vinculada a la red de trata, narcotráfico y contra el abuso policial. Familiares, vecinos y representantes de organizaciones sociales se movilizaron por los crímenes que contarían con el amparo de la policía, fiscales y políticos.
 
Por Sofía Gnädinger
 
 
     Unos doscientos vecinos de distintos sectores sociales y políticos marcharon desde las seis de la tarde del viernes para pedir por mayor justicia, referido al esclarecimiento de los crímenes de Tamara López, Micaela y Nancy Fernández, Solange Aguirre, Alexandra Ramírez,  Sergio Lorenzini y Diego García; el desmantelamiento de las ”redes de narcotráfico y trata de personas amparadas por la policía, jueces, fiscales y políticos”; el abuso policial y la indiferencia de las autoridades políticas del distrito.
 
     La semana pasada se realizó una conferencia de prensa con el objetivo de visibilizar estos hechos delictivos que según indican los familiares, son ”encubiertos” por el poder local y los funcionarios públicos que responden al intendente Julio Zamora.
 
     Sandra Muñoz, mamá de Diego García, joven que apareció muerto en la comisaría Primera de Tigre luego de ser detenido por una patrulla municipal el 7 de octubre de 2013, comentó: ”seguimos pidiendo justicia, la fiscalía no investiga, caratuló la causa como suicidio sin investigar. Mi hijo apareció ahorcado dentro de un calabozo de una comisaria que fue señalada en la época de la última dictadura como centro clandestino de detención. Los dirigentes no se ponen en nuestro lugar, no nos representan como ciudadanos”.
 
     A su lado se encontraba Julia Ibarra, mamá de Tamara Micaela López, que con un megáfono en mano fue una de las voces más esperadas. ”Ningún dirigente se arrimó a dar las condolencias a los familiares de las víctimas. ¿Cuántos hechos más de inseguridad tienen que producirse? ¿Dónde está la seguridad que tanto se pregona en Tigre? ¿Porqué se ejerce violencia institucional de parte de quienes tienen que garantizarla?”, se cuestionó.
 
      Tamara tenía 21 años cuando apareció muerta el 24 de enero en un terreno del frigorífico Rioplatense del barrio Las Tunas. Sus familiares denuncian irregularidades policiales y judiciales en la investigación y encubrimiento por parte de las autoridades locales.
    ”Nos gobiernan la corrupción, la impunidad, la censura y el homicidio tanto a nivel local como provincial. No queremos un cajón para nuestros hijos, queremos justicia”, aseveró Ibarra.
 
     La movilización es la segunda en lo que va del año y tiene la particularidad de estar compuesta por múltiples sectores de la sociedad, políticos de diversas fracciones del socialismo y peronismo, sindicato de docentes, pero fundamentalmente por familiares de víctimas y vecinos del municipio de Tigre.
 
     Roxana, tía de Alexandra ”keka” Ramírez, hallada muerta el 5 de febrero en un zanjón en el barrio Ricardo Rojas de Tigre, afirmó: ”la mataron hace un mes y no se sabe nada, no hay detenidos. La subieron a una camioneta en Virreyes y fue encontrada muerta en una zanja en Tigre, dijeron que se había ahogado, la zanja estaba prácticamente seca”.
 
     Otro de los que se hizo presente fue el periodista Marcos Tenaglia, víctima de constantes amenazas y de un hecho de vandalismo sufrido esta misma semana. El periodista reconoce que el incendio de su vehículo forma parte de las tantas amenazas que viene recibiendo desde que se propuso difundir la realidad social del distrito donde vive. 
 
    ”Este es un reclamo genuino de todos los vecinos de Tigre, sin distinción política. Nos une la desgracia, la injusticia, la inseguridad y el dolor de las familias. El intendente se jacta de ser el ejemplo de la seguridad cuando en realidad infunden miedo en gran parte de la comunidad que hoy está movilizándose porque está cansada de tanta injusticia”, afirmó Tenaglia.