Robo en San Martín: usan un auto como ariete e ingresan a casa de una pareja de jubilados

El hecho ocurrió en la madrugada del martes en la localidad de Villa Bonich, los tres hombres escaparon.

Porton

Un matrimonio de jubilados de 85 y 88 años fue asaltado por tres personas que utilizaron un auto para romper el portón de su vivienda en San Martín. Golpearon a uno de los ancianos y robaron sus ahorros, según informaron fuentes policiales y la hija de las víctimas.

El hecho se desarrolló a las 2.20 horas de la madrugada de ayer en una casa ubicada en la calle Rodríguez Peña al 3900, de la localidad de Villa Bonich, al norte del conurbano.

Según registraron las cámaras, los acusados llegaron circulando en contramano con un automóvil Volkswagen Vento, de donde bajaron dos de ellos.

Primero intentaron barretear la puerta de acceso al garaje, aunque sin resultados. Le indicaron al tercer cómplice, que actuaba de chofer, que pusiera el auto de culata y empujara a modo de ariete, una de las hojas del portón.

“Era la única forma que tenían para entrar, porque la casa de mis papás es una fortaleza. Parece una cárcel con rejas del techo al piso”, dijo a Télam Mónica la hija de Hugo (85) y Esther (88), los jubilados asaltados. También contó que dos fueron los individuos que ingresaron a la vivienda, mientras que el tercero quedó dentro del auto haciendo de “campana”.

“Primero revolvieron un par de cajones pero al ver que no encontraban nada de valor, decidieron ir a despertar a mi papá de un culatazo en la frente”, relató la hija del hombre a quien le ordenaron: “Dame toda la plata”.

“Gracias a Dios cuando mamá se despertó, ya se habían ido. A ella no le hicieron nada, pero se desesperó cuando lo vio a papá ensangrentado”, agregó.

Además, explicó que luego, al hablar con la policía, le contaron que los mismos presuntos ladrones “venían de un raid”, ya que el auto que usaron “lo habían robado y por eso no les importó chocarlo contra el portón” y que se investiga “si son los mismos que luego fueron a robar a un centro médico de Billinghurst”.

El caso es investigado por personal de la comisaría 5° de San Martín y por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del departamento judicial de San Martín.