Cámaras infrarrojas para la temperatura y mayor frecuencia para respetar el distanciamiento en los trenes

Las líneas Mitre y San Martín en la zona norte, como en el resto de las que recorren el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), comenzaron a funcionar con más servicios durante las horas pico. A partir del martes, se instalarán cámaras para medir la fiebre.

Trenes Barbijo Coronavirus

La empresa Trenes Argentinos realiza controles de temperatura a guardas, conductores y pasajeros en 14 puestos sanitarios distribuidos en las cinco líneas del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) e incrementó la frecuencia en horas pico para respetar el distanciamiento, como parte de las medidas de cuidado para evitar la transmisión del coronavirus. A partir del martes 21, habrá además cámaras infrarrojas en las terminales de Retiro, Once y Constitución.

La empresa informó que los controles de temperatura en las principales terminales ferroviarias de pasajeros se complementan “con los pedidos del Certificado Único Habilitante para Circulación (CUHC) y el uso obligatorio de tapabocas”, a cargo de las fuerzas de seguridad.

El presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci explicó que “desde el inicio de la emergencia por el Covid-19 tomamos, día a día, medidas para cuidar a nuestros trabajadores y a quienes viajan en nuestros trenes. Avanzamos en esa línea para protegernos entre todos con más servicios, más desinfección y controles permanentes de temperatura corporal”.

Además de los “más de 33.000 controles” de temperatura realizados a guardas y conductores, el protocolo utilizado por la empresa “exige la realización de una medición de oxígeno en sangre y de la frecuencia cardíaca mediante un oxímetro”, según informaron en un comunicado.

Por otra parte, a partir del martes 21 de abril habrá nuevas cámaras térmicas que comenzarán a funcionar en las estaciones cabeceras de tren del área metropolitana de Buenos Aires para detectar fiebre en los pasajeros.

El sistema infrarrojo de las nuevas cámaras permite identificar la temperatura corporal de las personas a través de un sistema térmico de video. Funcionarán en las estaciones ferroviarias cabeceras de Constitución, Once y Retiro, para la detección de fiebre en los pasajeros, uno de los síntomas de COVID-19 y también se pondrán en funcionamiento cámaras móviles en las diferentes estaciones y líneas del tren. Las estaciones que tendrán el nuevo sistema se definirán en los próximos días.

Asimismo, para extremar las medidas durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio vigente “se reforzaron los procesos de limpieza y desinfección de los espacios comunes en las zonas de contacto de los trenes, y los molinetes y terminales SUBE”.

“Cabe recordar que a la llegada de cada una de las formaciones a las cabeceras se efectúa una limpieza integral de los pasamanos y zonas de contacto en todos los coches”, completa el comunicado.

Sobre la necesidad de distanciamiento social entre los usuarios del servicio ferroviario, Trenes Argentinos afirmó que “incrementó las frecuencias en las horas pico para poder respetar la distancia entre personas”. También “se ha colocado señalética que funciona como separadores de distancia en las zonas de molinetes y boleterías en las estaciones de las cinco líneas metropolitanas. Mediante vinilos colocados en el piso se pide respetar la distancia preventiva de 1,5 metros”.

Ante cualquier duda o consulta sobre los nuevos horarios, el pasajero puede comunicarse con el 0800-222-TREN (8736), ingresar en la página web de Trenes Argentinos (INGRESAR ACÁ) o descargarse la App Trenes Argentinos, disponible para Android desde Google Play y para IOS (IPhone).