Achával: “Necesitamos darles respuestas al hambre, la salud y la seguridad de los pilarenses”

Así lo manifestó el intendente de Pilar en el marco de la presentación al Concejo Deliberante de un proyecto para pedir que se declare la Emergencia en el Municipio

Whatsapp Image 2019 12 19 At 5.49.43 Pm (1)

En línea con lo que ocurre a nivel nacional y provincial, el Intendente Federico Achával envió al Concejo Deliberante un proyecto para pedir que se declare la Emergencia en el Municipio.

El anuncio se hizo en el Hospital Comodoro Hugo Meisner de Derqui. “Elegimos anunciar esta medida acá, porque este lugar es el fiel reflejo de una gestión que gobernó 4 años desde el abandono, que tomó medidas desde un escritorio y lejos de la comunidad”, manifestó Achával.

El proyecto presentado solicita la declaración de la Emergencia en materia Social, Sanitaria, de Seguridad, Productiva, Presupuestaria, Administrativa, Financiera y de Servicios Públicos.

Entre los primeros puntos, se refiere a la gran cantidad de gente que la gestión anterior fue escondiendo dentro de la estructura durante los últimos 90 días, con incorporaciones de personal que tenían el único objetivo de dedicarse a hacer campaña política y a tratar de conseguir votos para revertir la derrota de las PASO.

“Nos encontramos con un panorama más grave del que creíamos. A una realidad social y económica adversa, producto de políticas que durante 4 años generaron desempleo, recesión y pobreza; se suma la desidia y el abandono de la gestión saliente y un desorden administrativo preocupante”, apuntó. “Nosotros no podemos poner en riesgo las respuestas que como Estado debemos darle a los vecinos. Necesitamos tener los mecanismos para generar soluciones que no pueden esperar, que tienen que ver con derechos básicos del pueblo de Pilar, desde el acceso a la salud, hasta vivir sin miedo”, dijo Achával.

En ese sentido, sostuvo: “Da la sensación de que abrimos la puerta de un Municipio que había dejado de funcionar hace muchos meses. Que lo único que hizo fue dilapidar recursos, incorporar gente y olvidarse de las responsabilidades que tienen como Estado. Muchos trabajadores nos cuentan que ante sus inquietudes por cosas que había que resolver, les respondían ‘eso se verá después de las elecciones’. Ahora estamos pagando los platos rotos de un gobierno que se dedicó a hacer campaña en vez de gobernar, desempolvando todas las áreas y el material que se había paralizado y que necesitamos para poner esto en marcha”.

“Toda emergencia apunta a destinar los recursos que sean necesarios a revertir situaciones de gravedad, y la que hoy vive nuestro distrito es muy profunda. No podemos esperar a dar una respuesta al hambre que viven las familias en nuestros barrios. No podemos esperar a devolverle la dignidad a los vecinos que se atienden en nuestros hospitales y que necesitan de un Estado que los acompañe. Lo cierto es que hoy Pilar no tiene capacidad para dar respuesta a esas situaciones”, describió.

A su vez, el proyecto habla de “irregularidades presupuestarias y financieras”. En particular, apunta a “la inmovilización de fondos que dejan al Municipio en una grave situación de iliquidez para hacer frente a gastos urgentes”.

“La gestión anterior priorizó la especulación antes que las respuestas a los pilarenses. Hoy no hay partidas para cubrir obligaciones y necesidades que son esenciales para el funcionamiento ordinario porque estas se encuentran atadas a una inmovilización que sólo libera los fondos en fechas futuras”, explicó el Intendente. Y dijo que “Esto implica poner en marcha el municipio de cero, desalentando partidas que hayan quedado sin usar, para utilizarlas en gastos corrientes”.

Además, señaló que “al desorden administrativo se suma la necesidad de dar respuestas a temas urgentes. En salud, tenemos solamente tres ambulancias en funcionamiento, en un distrito de más de 350 kilómetros cuadrados. En seguridad hay una desarticulación total, con móviles y patrulleros abandonados y fuera de funcionamiento”. Y agregó: “En el COM, en lugar de operadores especializados, nos encontramos con militantes de Cambiemos a los que se le dio la responsabilidad de mirar las cámaras así como con gente con total inexperiencia que estaba a cargo de manejar los operativos de seguridad. Eso explica por qué nuestro distrito es tierra de nadie”.

“Tenemos un corte en el suministro de asfalto de más de 60 días y no hay orden de compra para lo que es material de ferretería y obrador. Pero tampoco hay partidas para cargarle nafta a los vehículos de los obradores. A esto nos referimos cuando decimos que no podemos poner en riesgo el funcionamiento del Municipio”, mencionó el intendente.

En cuanto a la Emergencia de Servicios Públicos, el proyecto detalla que al día de “hoy hay muchas obras sin finalizar; pero lo que es peor, sin presupuesto disponible para su ejecución”. Además hace referencia a “procesos de Obra Pública de carácter irregular” en proyectos de construcción que se hicieron en el marco de acuerdos celebrados con la Secretaría de Vivienda del entonces Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, de los cuales surgen “posibles desvíos de fondos, falta de controles adecuados, ejecuciones inconclusas y agotamiento del presupuesto estimado para la finalización de las obras”.

“Seguimos sin saber qué ocurrió con los fondos que a la gestión anterior recibió en el marco de Convenios de Hábitat como el del barrio Monterrey o el de la planta depuradora de Peruzzotti, que no apareció hasta que advertimos que el dinero se había pagado pero la planta no estaba”, sentenció Achával.

Finalmente, el jefe comunal planteó: “A un niño que tiene hambre, a un jubilado que necesita ser atendido en el hospital, a una mujer que quiere volver de trabajar sin tener miedo, a una madre que quiere llevar a sus hijos a la plaza no le podemos pedir que espere”. Y concluyó: “El hambre, la salud, la seguridad, no esperan. Necesitamos darles respuestas urgentes, y eso es lo que pretendemos hacer con esta emergencia”.