Alijor reabrió su planta en Escobar

Los 240 trabajadores de la fábrica ubicada en la localidad de Garín, pudieron volver a ingresar a sus labores. Sin embargo, el reclamo ante los doce despidos prevalece, ya que desde la empresa informaron que no serán reincorporados.

La planta dela empresa Alijor reabrió las puertas de su planta en Garín, Escobar, y autorizó el ingreso de sus 240 empleados. La medida se tomó después de una reunión en la Secretaría de Trabajo que se llevó a cabo el miércoles por la tarde. No se reincorporó a ninguno de los 12 despedidos, pero se logró que la empresa pague el 100% de la indemnización en tres cuotas. El conflicto se inició porque la empresa ofrecía 12 cuotas mensuales.

El conflicto comenzó el pasado lunes, cuando desde Alijor ofrecieron a los 12 despedidos el pago de solo el 50% de la indemnización en 6 cuotas. Tras esa situación, que los trabajadores rechazaron, la familia Biderman, dueña de la empresa, ordenó desalojar la planta el mismo lunes.

El martes no abrió las puertas de la planta de Garín, y los trabajadores tomaron las instalaciones, con el aval del Sindicato de la Alimentación conducido por Rodolfo Daer, quien a última hora se hizo presente en la planta de Garín y se acordó levantar la toma para esperar la reunión en Trabajo, que fue realizada, finalmente, el miércoles en horas de la tarde.

Luego de las negociaciones, Gustavo Salas, Secretario de Organización del Sindicato de la Alimentación, explicó a BAE Negocios que “fueron tres horas de una dura reunión donde la empresa ofertaba el pago de las indemnizaciones en muchas cuotas, pero finalmente logramos que se reabra la planta con los 240 trabajadores adentro. La decisión del martes fue un claro lock out patronal que logramos revertir”.

Además, de esto, tras el encuentro también se afirmó que los 12 trabajadores despedidos no serán reincorporados, pero que recibirán el 100% de la indemnización.

Alijor elabora y comercializa con su marca pastas frescas envasadas, tapas de empanadas y pascualinas. Además, produce panificados: pan lactal, pan de hamburguesa y de panchos, para las marcas La Salteña y la cadena de supermercados La Anónima, de la familia del ex Secretario de Comercio, Miguel Braun.

Fundada hace treinta años, pertenece a la familia Biderman. Hace cuatro años atrás, tenía 320 empleados, pero ahora le quedan 240. El año pasado despidió a 33 trabajadores y en lo que va de 2019 otros 37.