Choferes de la línea 60 siguen en Panamericana y esta tarde hay una nueva reunión

Choferes de la línea 60 de colectivos continúan cortando parcialmente la Autopista Panamericana tras realizar una asamblea en la cabecera ubicada en la localidad de Ingeniero Maschwitz, en la que analizaron la situación tras la falta de un acuerdo con la empresa MONSA, mientras que está prevista una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo a las 15.30 horas.

 

Fuentes de la cartera laboral confirmaron a Télam que durante la tarde se mantendrán reuniones con la Unión Tranviarios Automotor (UTA), la empresa Micro Ómnibus Norte S.A. (MONSA) y el cuerpo de delegados de esa línea, para tratar de destrabar el conflicto que ya lleva 41 días.

Los trabajadores, tras reunirse anoche en la cartera laboral con el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, habían amenazado con realizar el corte, y dejaron un solo carril habilitado. En paralelo, hay un fuerte operativo de la policía al costado de la autovía, como la semana pasada, cuando hubo una represión por parte de la Gendarmería.

“Decidimos cortar la Panamericana lo más pacíficamente posible”, dijo uno de los choferes que caminaban rumbo a la autopista con banderas reivindicatorias, en diálogo con el canal Crónica.

El delegado gremial Néstor Marcolini explició, a la vez, en diálogo con radio radio La Red en que la medida se justifica ya que el método de protesta de dejar de conducir las unidades no daña a la compañía. “La empresa tiene espalda como para estar un año sin operar la línea, porque tiene otras”, explicó. La protesta, además, cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda y de sus candidatos.

El nudo del conflicto reside en que la empresa MONSA envió 53 telegramas de despidos, por lo que exigen la reincorporación de estos trabajadores. Pero la UTA detalló que ya habían sido incorporados 47 de ellos, mientras que la firma afirmó que hay seis casos judicializados, algo que es rechazado por los delegados.

La línea 60, que une Constitución con Tigre y también con Escobar, transporta a 250.000 pasajeros todos los días, pero desde el 23 de junio los colectivos dejaron de salir a la calle.

A lo largo de estos días hubo una conciliación obligatoria no acatada por ambas partes, una masiva movilización para cortar la autopista Panamericana en donde hubo incidentes con Gendarmería con detenidos y heridos, y resoluciones judiciales de la jueza Servini de Cubría en torno a la posibilidad de sacar los colectivos a prestar servicio desde las terminales sin cobrar boleto.