Juicio por la muerte de Luna Ortíz: la familia pide que se condene por femicidio

La joven de Benavidez fue encontrada muerta en el 2017, en la casa de Isaías Villarreal, a pocas cuadras de su casa. La autopsia arrojó que Luna fue golpeada, abusada y murió por sobredosis. La familia cuestiona al fiscal Fuenzalida por negarse a caratular la causa como femicidio y convocan el sábado al playón de la estación de Tigre para pedir justicia.  

Luna Marianella Ortiz falleció en Tigre el 3 de junio de 2017. El próximo 3 de abril comienza el juicio oral, y sus padres luchan para que se haga justicia y que el único imputado, Isaías Villarreal, sea juzgado por femicidio.

La jóven de 19 años, salió de su casa en Benavidez el 2 junio de 2017 para ir a una entrevista de trabajo, pero nunca regresó. Al otro día, patrulleros llegaron a la casa de sus padres, los llevaron a la comisaría 4ta de Tigre, donde el comisario les dijo que habían encontrado a Luna muerta, en la casa de Villarreal, también en Benavidez a unas 15 cuadras del domicilio de la familia Ortiz.

El fiscal, Marcelo Fuenzalida, por entonces a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia de Género de Tigre imputó a Villarreal por “abandono de persona seguido de muerte” y “suministro de estupefacientes a título gratuito”, a pesar de que los resultados de la autopsia arrojaron la existencia de golpes y lesiones compatibles con el abuso sexual.

Facundo Ortíz, papá de Luna, dialogó con QUE PASA y dijo: “Queremos que se haga justicia, que no quede como un caso de sobredosis. La autopsia mostró que mi hija tenía golpes en todo el cuerpo y lesiones en la bulba, de una abuso sexual, pero el fiscal nunca lo tuvo en cuenta”.

La actuación de Fuenzalida al frente de la la fiscalía de género de Tigre fue cuestionada en varios casos. En junio del 2018, en el acto de apertura de la nueva sede de la fiscalía, un grupo de padres de víctimas lo escracharon delante del procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, por “no investigar, esconder pruebas y archivar causas”. Fuenzalida ya no se encuentra al frente de esa fiscalía, pero al ser el fiscal que instruyó la causa, será quien presentará la investigación en el juicio que comienza en abril.  

“No sé por qué Fuenzalida actuó así. Será su postura machista. La justicia en la mayoría de los casos actúa de esta forma, culpando a la víctima” dijo el padre de Luna que contó que una oportunidad, Fuenzalida llegó a decirles que `las pibas se entregan por unos tragos´, justificando la no imputación de femicidio a Villareal.

Según contó la familia, las cámaras de seguridad captaron el momento en que Villarreal sale junto Ortíz del Casino Tigre. Luna se encontraba tambaleándose, semi inconsciente y Villareal la llevó a la villa Garrote y ahí comenzó un “raid sexual”: “la llevó a  la villa Garrote, luego a otros domicilios del centro de Tigre y terminaron en Benavidez, en la casa de Villareal, donde, supuestamente, también hubo otra gente. La tomaron como una mercancía. Le dieron droga y alcohol hasta dejarla vulnerable. Hay testigos que declaran que que Luna no estaba consciente en distintos tramos de la noche. Ella no decidió” contó el papá a este medio.

“A Fuenzalida lo desplazaron de la fiscalía porque había muchas irregularidades y varios casos como el nuestro, donde no investigó. Todavía, a casi dos años no están los estudios de ADN, imaginate” enfatizó el padre de Luna.

“Con todo esto, yo me puse a estudiar, y existe un protocolo para la justicia sobre cómo llevar estos casos y Fuenzalida hizo todo lo contrario. Uno no puede creer como un fiscal, especialista en violencia de género y trata de personas, actué de esta forma” señaló Facundo Ortiz.

La familia de Luna forma parte del grupo Atravesados por el Femicidio, donde se reúnen familiares de victimas. Y este sábado 16 de febrero a las 17hs, convocan al playón de la estación de Tigre del ferrocarril Mitre, para pedir justicia por Luna.