Parbst: “Sean arbitrarias o políticas las detenciones, esos compañeros tienen que estar libres”

El concejal del Frente de Todos en Tigre habló con el programa de QUE PASA y se metió en la polémica que el espacio tiene por los funcionarios del kirchnerismo que se encuentran presos.

Javier Parbst, referente de la 26 de Julio y concejal del Frente de Todos en Tigre, opinó sobre la situación de los funcionarios del kirchnerismo detenidos, habló de “negacionismo” de algunos sectores del peronismo y dijo estar “convencido de que se tratan de presos políticos”.

“Se puede hablar de detenciones arbitrarias, y de corrupción en el poder judicial como partícipe necesario para que eso ocurra. Pero esos detenidos se convierten en presos políticos desde el momento en que Milagro Sala está presa por orden de Gerardo Morales, y lo manifestó un juez de la Corte Suprema de Jujuy. Luis D’Elía está preso por un Wikileaks de la embajada yanqui donde ellos mismos piden su detención. Amado Boudou está preso para nosotros por orden de Clarín. Entonces hay cosas que se atraviesan muchísimo por la política”, enfatizó, en una entrevista con el programa de QUE PASA por FM Fénix.

En esta línea, sostuvo que “hay que tener mucho cuidado con las cosas que se dicen, porque es susceptible para mucha de la militancia que venimos luchando hace tiempo para que esos compañeros estén libres, que es una manera también de defender nuestra soberanía. A veces es mejor callar a salir a decir algunas cosas que se dijeron”.

“Creo que hace muy bien Alberto Fernández en marcar que parte de que se hable tanto de este debate sobre sí son, o no son, tiene que ver con un objetivo de la derecha de dividir al peronismo”, destacó Parbst, aunque sostuvo que “eso no puede quitar que hablemos y pongamos sobre la mesa nuestras diferencias”.

Además, sostuvo que el presidente “tiene el rol de bajar los ánimos y tratar que no confrontemos entre nosotros mismos, pero no creo que le tenga miedo a que discutamos, porque el peronismo está muy maduro, y lo demostramos echando a la derecha en cuatro años tras las elecciones”.

“Estos debates son sanos. No significa que porque discrepemos con Alberto Fernández o con Santiago Cafiero en llamar a los presos políticos ‘detenciones arbitrarias’ estemos peleados o haya una fractura. Aunque se llamen ‘arbitrarias’ o ‘políticas’ las detenciones, todos estamos de acuerdo en que esos compañeros tienen que estar en la calle, libres”, cerró.