Sistema de Elección de Concejales en la Provincia de Buenos Aires

Por Belén Paolino*

El próximo domingo 27 de Octubre se llevarán a cabo elecciones legislativas en los tres niveles de gobierno: nacional, provincial y municipal. Sin embargo, el sistema electoral, que traduce votos en bancas, no es igual en los tres niveles mencionados.

Es importante remarcar que los sistemas electorales cumplen una función política, y esto equivale a decir que los sistemas electorales no son neutrales. El diseño de un determinado sistema electoral responde a dos cuestiones. Por un lado, se busca representar la decisión del electorado tendiendo a cierta proporcionalidad entre votos y bancas (obviamente, excluyendo de esta consideración los sistemas mayoritarios donde el que gana se lleva todo). Por otro lado, se busca facilitar la gobernabilidad, entendida no como la calidad de la acción de gobierno sino como la capacidad de un gobierno de dictar leyes. En este segundo caso, la preocupación no es la proporcionalidad sino generar sesgos mayoritarios que beneficien a la alternativa más votada. Es decir, fabricar mayorías.

El sistema electoral que se utiliza en los municipios de la provincia de Buenos Aires es el sistema Hare Niemeyer, más conocido como sistema de cociente. El mismo consiste en dividir el total de los votos positivos en un distrito por la cantidad de bancas que se renuevan. En el caso de las elecciones del domingo en el partido de San Isidro, se ponen en juego 12 de las 24 bancas del Concejo Deliberante, dando como resultado un número porcentual al que se denomina cociente.

El cociente es una fórmula de proporcionalidad que se aplica a los votos válidos obtenidos por los partidos para la distribución de bancas, y establece el umbral de votos necesarios para acceder a un escaño en el cuerpo legislativo. En el caso de San Isidro, el cociente requerido para estas elecciones es del 8,33% de los votos. Es decir, para que un partido obtenga una banca en el Concejo Deliberante debe obtener un porcentaje de votos igual o superior al cociente. Cuanto más chico es el cociente, mayor es la posibilidad de que distintas fuerzas políticas tengan representación en el cuerpo legislativo. En este caso, estaremos en presencia de un sistema de representación amplio. Contrariamente, cuanto más alto es el cociente, menores son las posibilidades de acceder a una banca. En este caso, estaremos ante un sistema de representación limitado.

Dicho todo esto, y habiendo hecho las aclaraciones pertinentes, procederé a explicar cómo funciona la fórmula del sistema de cociente, tomando como ejemplo los resultados de las últimas elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO). Realizado el escrutinio, se obtienen los porcentajes correspondientes a cada partido. Cada uno de los porcentajes es dividido por el cociente, obteniendo como resultado un número entero (en el caso de que el porcentaje obtenido supere el cociente) o un número decimal (si el porcentaje obtenido no supera el cociente). Los partidos que no superan el cociente quedan fuera del reparto de bancas.

La primera ronda de asignación de bancas se hace a través de los números enteros obtenidos por cada partido.  Tomando como ejemplo los resultados de las PASO, corresponderían 4 bancas para Unión Popular, 2 bancas para el Frente Renovador, 1 banca para el Frente Progresista Cívico y Social, y 1 banca para el Frente para la Victoria (Cuadro 2). Si quedaran bancas sin asignar, se procede a una segunda ronda de asignación. El remanente de bancas se asigna sucesivamente a cada uno de los partidos con decimales mayores. Retomando el ejemplo, las 7 bancas sin asignar se distribuirían de la siguiente manera (en orden de asignación): 1 banca para el Frente Progresista Cívico y Social, 1 banca para el Frente para la Victoria, 1 banca para Unión Popular, y 1 banca para el Frente Renovador.

Por lo tanto, la distribución final de las 12 bancas del Concejo Deliberante de San Isidro sería la siguiente: 5 bancas para Unión Popular, 3 bancas para el Frente Renovador, 2 bancas para el Frente Progresista Cívico y Social, y 2 bancas para el Frente para la Victoria.

Vale hacer una aclaración: debido a que en las PASO los partidos compiten internamente entre distintas listas, el ejemplo puede incurrir en un error (involuntario) al sumar linealmente los votos de distintas fuerzas en un mismo Frente. En las PASO, el partido Frente Progresista Cívico y Social presentó tres listas distintas, por lo tanto, no es correcto suponer que los votos de esas listas se trasladarán a la lista única que se presenta en las elecciones del domingo. Por lo tanto, en el caso de que el Frente Progresista Cívico y Social o cualquiera otra fuerza no alcanzara el cociente, quedarían 2 bancas sin asignar que, en una tercera ronda de asignación, se adjudicarían al partido mayoritario.

A modo de conclusión, podemos observar que este sistema de reparto de bancas presenta un sesgo mayoritario, sobrerrepresentado la opción más votada en el Concejo. Esto se debe a dos cuestiones. Primero, como he mencionado anteriormente, el diseño del sistema electoral de cociente cumple una función política, que consiste en “fabricar mayorías”, es decir, generar cierta estabilidad al gobierno a través de mayorías parlamentarias. Es importante tener en cuenta que los sistemas electorales responden a una estrategia política, y teniendo en cuenta este punto, no incurrir en un análisis puramente normativo que no genere alternativas de juego al interior del sistema. Segundo, debido a que el cuerpo legislativo se renueva por mitades, el cociente – que representa el umbral de votos necesario para acceder a una banca – es muy alto, limitando, así, el acceso de pequeños partidos al cuerpo legislativo. Por lo tanto, el sistema de cociente es un sistema que premia a las mayorías; quizás es momento de que la oposición entienda como funciona y aprenda a jugar dentro de él.

Partido de San Isidro.
Elecciones del 11 de Agosto de 2013 – Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias
Cuadro 1: Resultados Electorales

Partidos / Alianzas Electorales
VOTOS
%
1
Unión Popular
66.625
34,00
2
Frente Renovador
33.304
17,00
3
Frente Progresista Cívico y Social
18.339
9,36
4
Frente para la Victoria
16.517
8,43
5
Unidos por la Libertad y el Trabajo
16.170
8,25
6
Con Vocación por San Isidro
12.380
6,32
7
Frente Social de la Provincia de Buenos Aires
11.900
6,07
8
Frente de Izquierda y de los Trabajadores
7.297
3,72
9
Espacio Unión PRO
6.535
3,34
10
Agrupación Renovadora San Isidro A.R.S.I.
3.789
1,93
11
Frente Popular Democrático y Social – Juntos Podemos
1.427
0,73
12
Unión con Fe
1.282
0,65
13
Compromiso Federal
373
0,19
VOTOS POSITIVOS
195.938
94,29
VOTOS EN BLANCO
9.038
4,35
VOTOS NULOS
2.834
3,38
TOTAL VOTANTES
207.810
76,03
  Fuente: Blog de Andy Tow. 
Cuadro 2: Distribución de bancas por el Sistema de Cociente

Cociente: 8.33%
Partido
UP
FR
FPCyS
FPV
ULyT
CV
FSBA
FIT
TOTAL
Votos por partido
34%
17%
9.36%
8.43%
8.25%
6.32%
6.07%
3.72%
Bancas por cociente
4
2
1
1
0
0
0
0
% de Residuo
0.08
0.04
1.03
0.10
Bancas por Residuo
1
1
1
1
TOTAL DE ESCAÑOS
5
3
2
2
12

 * Politóloga