Asesinaron a un joven y la morgue le entregó el cuerpo a otra familia

Los familiares de Eric Rolón, esperaron el cuerpo desde el 2 de noviembre para poder velarlo, pero la morgue de San Fernando le había entregado los restos a la familia de Víctor Álvarez.

Los familiares y allegados de Eric Rolón pasan momentos de dolor y consternación, ya que desde el pasado viernes 2 de noviembre, esperan que le entreguen el cuerpo del joven y, en las últimas horas, se enteraron que la morgue del hospital provincial de San Fernando se lo había dado a otra familia, la de Víctor Álvarez, cuyos restos también se encontraban en ese lugar.

Ariel, vecino de Tigre y hermano de Víctor, se dio cuenta de esta situación, informado por el personal de la cochería Sepelios Tigre donde, supuestamente, pensó que estaba velando a su ser querido. “Me enteré cuando fui a pagar lo que restaba del velatorio, la señora que trabaja ahí me dijo que la persona que nosotros habíamos velado, que lloramos y enterramos, no era mi hermano, que si me podía acercar a la morgue de San Fernando”, expresó al canal Somos Norte.

“Mi hermano estaba en la morgue, y había una familia que estaba esperando un cuerpo y a la que nadie le daba una explicación, a la que le estaban mintiendo, como a nosotros, y no le decían lo que estaba pasando, Me tuve que terminar acercando yo para contarles lo que había sucedido”, dijo Ariel.

Esa familia es la de Eric Rolón, a quien el pasado 1 de noviembre un joven apuñaló en el barrio San José de San Fernando, donde vivía. Eric se cruzó con este vecino del barrio con quien dos años atrás ya había tenido un cruce en el que lo había apuñalado. “No se qué se dijeron, el pibe corrió a buscar una cuchilla y mi hermano salió detrás de él. Con un cuchillo tipo de carnicero, le mete una puñalada a Eric y mi hermano le pega con un fierro. Cuando le pega, el otro muchacho lo hiere con el cuchillo en el pulmón, el bazo y el riñón”, cuenta Daiana, hermana de Eric, a Que Pasa.

Luego de este hecho, comenzó lo que terminó siendo un entramado de confusiones e irregularidades. “Cuando llegamos al Hospital de San Fernando después de lo que había pasado, nos dicen que mi hermano está sin vida, pero mi concuñado le tomó el pulso y no era así. Una vez que se comprobó eso, lo dejaron tirado en un pasillo. Según lo que me dijo el jefe del hospital, mi hermano murió cuando lo estaban operando”, continúa Daiana.

“El médico no dejó ninguna constancia escrita de que debían hacerle una autopsia, y cuando llegamos a la morgue, nos dieron vueltas para su realización, siempre ponían un excusa, y también para poder reconocer el cuerpo. Así, hasta este lunes 5 de noviembre, cuando la familia de Víctor Álvarez nos comentó que a ellos le habían entregado el cuerpo de mi hermano el domingo 4 de noviembre, y que hasta lo habían enterrado en el cementerio de Benavídez”, relata la hermana de Rolón.

Finalmente este 6 de noviembre, las familias se dirigieron a la fiscalía de San Fernando, donde pidieron una solución ante lo que ellas mismas definieron como “una vergüenza”. “Espero que este miércoles nos den el cuerpo, porque supuestamente el martes ya iban a realizarle la autopsia. Esto es un dolor muy grande, y un daño psicológico muy fuerte”, cierra Daiana.

La tía de Rolón, también contó que: “A la familia que nos vino a avisar le dijeron que no nos decían a nosotros porque eramos unos ‘negros'” y explicó en declaraciones a Crónica que “El caso esta judicializado y nos dijeron que era normal que tarden en darnos el cuerpo”, a la vez que resaltó que “La municipalidad por suerte se hizo presente, nos acompañó en todo momento”.