Cruces entre Alberto y el gobierno por los recientes nombramientos en el Estado

El presidente electo aseguró que iba a revisar las últimas designaciones con salarios "siderales". Ibarra respondió que está "muy mal informado".

Ibarra Fernandez

Una nueva polémica surgió entre el gobierno entrante y saliente, esta vez por los nombramientos en el Estado que se realizaron días antes de las elecciones generales.

El 15/10 se publicó en el Boletín Oficial la designación de más de 313 personas en distintas áreas del Estado, como la secretaría Legal y Técnica, la dirección nacional de Migraciones, la secretaría de Modernización y el ministerio del Interior.

Frente a esto, el presidente electo sostuvo que: “Me van a tener que contar todos los altos cargos que nombraron en los últimos tiempos con cifras siderales de sueldos, la efectivización de un montón de empleados que hicieron entrar por la ventana” y agregó en tono de chicana que “nos hablaban a nosotros de los militantes”.

Fernandez, en declaraciones a TN aseguró que piensa revisar todos los nombramientos del macrismo en los últimos meses, aunque aclaró que no piensa ir contra los empleados de de carrera: “Los que llevan años trabajando en la administración que se queden tranquilos porque no son ellos el problema”.

La acusación de Fernández provocó una respuesta del vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra. “Es sorprendente lo mal informado que está el presidente electo, o cómo le han dado mal la información: los concursos que se están llevando adelante los hemos propuesto en este período de gobierno, pero tiene que ver con personas que estaban trabajando en el Estado hace más de diez años”, aseguró.

El secretario de Modernización agregó que “de ninguna manera pasamos a engrosar la planta: la hemos reducido casi en un 20%, mientras que el kirchnerismo, en diez años de gestión, a esa misma planta la había hecho crecer un 91%”. 

“El año pasado el presidente Mauricio Macri firmó un decreto por el cual prohibimos cualquier tipo de ingreso al Estado, salvo situaciones que tengan que ver con Seguridad, Fuerzas Armadas, Hospitales y coberturas de cargos muy especiales”, explicó. De modo que, al estar “estructuralmente prohibido”, se “generó un proceso de movilidad interna: si hace falta un abogado en determinado lugar se busca dentro del Estado”, ejemplificó.

Ibarra sostuvo, respecto de los sueldos, que las cifras “son oficiales: el Presidente tiene un sueldo de algo más de 300.000, y de ahí para abajo: hay una escala oficial y eso es lo que corresponde”.